Siemens participará activamente en la reconstrucción de Irak | El Mundo | DW | 14.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siemens participará activamente en la reconstrucción de Irak

En el marco de la conferencia internacional sobre la reconstrucción de Irak, en Kuwait, el presidente de Siemens, Joe Jaeser, habló con DW sobre los ambiciosos planes del grupo empresario en ese país.

Deutsche Welle: Sr. Kaeser, las imágenes de la destrucción en varias regiones de Irak no dejan entrever mucha esperanza. ¿Qué es lo que le hace creer que se podría lograr reconstruir ese país?

Joe Kaeser: Irak ha pasado por tiempos muy duros y la gente se merece tener paz, libertad y una vida mejor. El gobierno ya sentó las bases de ese cambio al declararle decididamente la guerra al terrorismo y al favorecer la economía con un ambicioso programa de reformas. Entre esas medidas se cuentan esfuerzos por acelerar la reconstrucción del país, el fomento de los recursos humanos y la creación de puestos de trabajo.

El gobierno de Irak cifra los costos de la reconstrucción en cerca de 88.000 millones de dólares, y a corto plazo se necesitarían 22.000 millones de dólares para ayuda inmediata. Sobre todo faltan viviendas e inversiones en infraestructura. ¿Cómo puede ayudar Siemens a la reconstrucción de Irak?

Siemens está agradecida y orgullosa de ser parte del futuro de Irak, así como fuimos parte de su pasado y nunca nos fuimos del país, ni siquiera en las épocas más difíciles. Después de más de ocho décadas, en las que trabajamos con socios locales en Irak en proyectos clave de infraestructura, estamos actualmente muy bien posicionados como para cogestionar la transición del país hacia una economía estable y exitosa.

Joe Kaeser es presidente de Siemens desde 2013.

Joe Kaeser es presidente de Siemens desde 2013.

Sin embargo, no solo nos vemos en el rol de un socio tecnológico, sino que también llevamos soluciones financieras para ciertos proyectos, así como posibilidades de formación profesional y capacitación para los iraquíes. La población de Irak es joven y la situación se ha vuelto más estable, a lo que se suma la riqueza en materias primas. Eso da por resultado un fundamento sólido sobre el que se puede construir una sociedad de bienestar económico y un gran futuro para el país y su gente.

Se está hablando de 157 proyectos para los cuales Irak está buscando inversores privados. ¿Nos podría decir de qué tipo de proyectos se trata, y cuáles son los más interesantes desde el punto de vista de su empresa?

Hace poco firmamos varios contratos con el Ministerio de Electricidad iraquí. El más reciente comprende medidas de mantenimiento y modernización para siete unidades de generadores en cuatro centrales eléctricas en las regiones del sur de Basora, en Salah El Deen, en el centro de Irak y en el Éufrates central. Este proyecto aumentará la confiabilidad y la eficiencia de esas unidades y las hará capaces de producir más de 1.000 megavatios de electricidad -400 megavatios más que hasta el momento-, y al mismo tiempo podrán ahorrar hasta un 10 por ciento de combustible. Eso es suficiente como para abastecer con electricidad a aproximadamente unos tres millones de iraquíes.

Sin embargo, las condiciones de inversión en Irak no son precisamente óptimas. El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Müller, habló en Kuwait de los grandes obstáculos burocráticos, de los procesos de licitación nada transparentes y de una corrupción en plena expansión. ¿Eso no frena el compromiso de Siemens en Irak?

Somos socios del pueblo iraquí desde hace más de 80 años. Nunca abandonamos el país y nos convertimos en un socio confiable. Ayudamos verdaderamente a la sociedad y cumplimos lo que prometemos. Así como lo hicimos en Egipto, donde llevamos a cabo un megaproyecto entregando tres de las mayores centrales energéticas en tiempo récord, podremos hacer lo mismo en Irak. El gobierno y el pueblo de Irak pueden confiar en Siemens, un socio fuerte que apoya el desarrollo del país.

Usted mencionó que Siemens acordó ya en 2016 una amplia cooperación energética con el gobierno iraquí. ¿Cómo se relaciona eso con los nuevos proyectos?

Tenemos la capacidad y la experiencia suficientes como para proveer a cada ciudadano iraquí de energía confiable, asequible y sostenible, lo que representa uno de los pilares del desarrollo social y económico del país. Asegurar el abastecimiento eléctrico es, sin duda, el mayor desafío en este momento en Irak. Se deben poner en marcha nuevos proyectos para lograr una red de electricidad eficiente y hay que hacer mejoras tecnológicas y ampliar la red eléctrica existente para llegar a ese objetivo. Siemens llevó a cabo un estudio sobre el abastecimiento de electricidad en Irak y elaboró un plan para hallar soluciones para los retos actuales, tanto en tecnología como en el aspecto financiero. Contamos con conocimiento del lugar, así como una tecnología capaz de dar apoyo al país en sus exigencias energéticas en forma óptima en lo económico. Trabajamos codo a codo con el gobierno iraquí para hacerlo realidad dentro de poco.

Autor: Thomas Kohlmann (CP/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda