“Si Occidente quiere vencer al EI, tendrá que ayudarnos” | El Mundo | DW | 17.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Si Occidente quiere vencer al EI, tendrá que ayudarnos”

El enclave sirio de Kobane, sitiado por el Estado Islámico, depende de la acción conjunta de las FF. AA. de EE. UU. y de la resistencia de las Unidades Kurdas de Protección del Pueblo. DW habló con el portavoz de YPG.

Soldados de las Unidades Kurdas de Protección del Pueblo.

Soldados de las Unidades Kurdas de Protección del Pueblo.

Las Unidades Kurdas de Protección del Pueblo (YPG) cuentan con apoyo militar de EE. UU. desde el aire. ¿Cómo es el grado de coordinación entre el YPG y Washington?

Redur Xelil: Por el momento no hay enfrentamientos, pero hemos dado un significativo paso adelante: no solo estamos oponiendo resistencia a los ataques de Estado Islámico (EI), sino que también estamos devolviendo los ataques contra posiciones enemigas. Todavía nos apoyamos en nuestras armas livianas contra las armas pesadas que usa EI. Necesitamos suministros de todo tipo, ya que no nos enfrentamos a un grupo armado, sino al Ejército de todo un país.

Los ataques aéreos son muy importantes, pero no son suficientes para derrotar al enemigo. En vista de la coordinación con Washington, es obvio que debemos comunicarle a EE. UU. nuestra posición exacta para que sus bombas no caigan sobre nosotros. Pero no puedo darle más detalles al respecto. Todo lo que puedo decir es que estamos intentando mejorar la cooperación con ese país.

Si los ataques aéreos no son suficientes, ¿será posible derrotar a EI sin la presencia de tropas internacionales por vía terrestre?

Mosul, la segunda ciudad en importancia de Irak, cayó en tres días, mientras un pueblo como Kobane se encuentra luchando desde hace un mes, y eso solo gracias a nuestros combatientes, que están altamente motivados y están defendiendo a su país. En tanto, el YPG ha demostrado que es la única fuerza armada que logró pelear con éxito contra el EI. De todos modos, no estamos en condiciones de ir más allá de nuestras fronteras, no podemos luchar contra ellos desde dentro de nuestros límites si no lo hacemos coordinadamente con los combatientes árabes en la zona, como ya lo hemos hecho previamente. El apoyo internacional es necesario, sin duda alguna, pero pienso que las diferentes comunidades de Medio Oriente podrían derrotar al EI si contaran con armamento, con entrenamiento y coordinación. Si Occidente quiere derrotar a EI tiene que ayudarnos.

Cuando dice que el YPG está listo para defender a su país, ¿se refiere a los tres enclaves: Afrin, Kobane y Yazira, o a la franja de territorio a lo largo de la frontera turco-siria, que muchos sirios reclaman como propia?

Lo que reclamamos como nuestro territorio son los tres enclaves que acaba de mencionar. Es verdad que al comienzo del conflicto pudimos mudarnos de este cantón -Yazira, en el noreste de Siria- hacia Afrin, en el noroeste, porque mantuvimos el contacto con el Ejército Libre Sirio y permitimos que nuestros respectivos ejércitos se entrecruzaran en el norte de la región. Desafortunadamente, el surgimiento de grupos islamistas como Jabat Al Nusra, Ahrar Al Sham, y finalmente el EI, hicieron imposible que continuáramos por vía terrestre.

¿Es decir que es muy difícil hallar el modo de obtener combatientes o equipamiento de los otros dos enclaves kurdos en Siria?

Actualmente, la única manera de llegar a Kobane es a través de la frontera turca. Para llegar a Kobane desde allí hay que luchar contra las unidades islamistas a lo largo del camino.

Por el momento, Turquía parece no estar haciendo nada para ayudar desde el otro lado de la frontera. ¿Qué piensa al respecto?

Desde el comienzo de la guerra, Turquía quiso interferir, no solo entre nosotros, los kurdos, sino en todo el territorio sirio. Ankara pensó que Bashar Al Assad caería más temprano que tarde, por lo cual trató de controlar a la oposición siria a través de los Hermanos Musulmanes. Turquía permitió que los islamistas que hoy nos atacan viajaran a través de su país y llegaran a nuestro territorio. Los apoyaron militarmente e incluso trataron a los heridos de sus filas en sus hospitales.

El YPG ha sido acusado de reclutar a gente joven a la fuerza para trasladarlos a Kobane. ¿Es verdad?

Eso es completamente falso. Desde el comienzo de la revolución, cada uno de los combatientes en nuestras filas se unió a nosotros de manera voluntaria. La situación en Kobane ha hecho que aumentara el número de voluntarios, y muchos de ellos son civiles kurdos de Turquía que cruzaron la frontera para ayudar a sus familiares del otro lado.

¿Cuál es el impacto real de los sucesos en Kobane para el futuro de la región?

El mundo está abriendo los ojos y está viendo que no solo somos la única fuerza que opone resistencia al EI, sino que probablemente seamos el único movimiento dentro de Siria que habla de democracia y derechos humanos. Y no se debe olvidar que las cuatro zonas en las que está divido nuestro país (en Turquía, Siria, Irán e Irak) están conectadas. Lo que pasa en un lugar afecta directamente al resto. Kobane podría incluso contribuir a resolver el problema kurdo en Turquía si aumentase la presión internacional sobre Ankara. Incluso se podría lograr que el PKK ya no formara parte de la lista de organizaciones terroristas gracias a esa presión. Turquía tiene que entender que, o se hace amigo de los kurdos, o van camino al desastre. Estoy seguro de que Kobane será un punto de inflexión para todos los kurdos.

Redur Xelil es portavoz de las Unidades Kurdas de Protección del Pueblo (YPG) y Deutsche Welle habló con él sobre la situación en Kobane.

DW recomienda