1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Si la guerra continúa, Siria pronto dejará de existir"

El director de la Fundación Ciencia y Política de Berlín, Volker Perthes, habló con la emisora Deutschland Funk sobre la resolución de la ONU contra Siria.

Unaresolución de las potencias de la ONU con derecho a veto contra el empleo de armas químicas sirias es positiva, pero no es suficiente, advierte el politólogo Volker Perthes. Según él, al mismo tiempo se deben implementar medidas para poner fin a la guerra, ya que, de lo contrario, Siria pronto podría dejar de existir en su forma territorial actual.

Deutschland Funk: Sr. Perthes, ¿qué valor tendría esta resolución?

Volker Perthes: Si la resolución entra en vigor, es algo positivo que exista. Es bueno que

Volker Perthes, de la Fundación Ciencia y Política de Berlín.

Volker Perthes, de la Fundación Ciencia y Política de Berlín.

Rusia asuma por primera vez y de manera oficial su corresponsabilidad y su coautoría en un proceso que está orientado hacia una solución para Siria. Al mismo tiempo, la resolución sigue siendo deficitaria. La embajadora estadounidense en la ONU, Samantha Power, tiene razón: si el discurso de poner fin a la guerra civil se queda sólo en palabras, si no se abre el camino hacia un fin de la guerra, tampoco se podrá llevar a cabo el desarme químico en Siria. No es posible enviar a cientos de inspectores a una zona de conflicto y creer que podrán localizar los depósitos de armas químicas y garantizar su destrucción.

Es fácil decir que se debe poner fin a la guerra. ¿Qué hay que hacer para lograrlo? ¿Podría esa resolución hacerlo posible?

Las resoluciones no tienen la facultad de detener las guerras, es verdad. Pero también en el Consejo de Seguridad de la ONU, el mediador de esa organización, Lakhdar Brahimi, dijo que tampoco las fuerzas locales pueden detenerla, dado que están demasiado implicadas en sus propias luchas. Es tarea del Consejo de Seguridad de la ONU y de todas las fuerzas externas parar a uno o al otro bando, reunirse y comunicar a las partes que se ha abandonado la idea de una intervención militar y que se debe elaborar el camino hacia una transición política, como la que se bosquejó durante la primera Conferencia de Ginebra sobre Siria. Es decir, la construcción de un gobierno de transición en el que ambas partes estén representadas y asuman la responsabilidad política de ese gobierno de modo que el presidente actual, permanezca o no en su palacio, ya no posea poderes ejecutivos absolutos. Ese es el punto en el que hay que ponerse de acuerdo, y hay que transmitir a las partes de ese conflicto que no pueden contar con ningún tipo de apoyo si siguen apostando a una solución militar.

¿Tienen ambas partes, es decir, los rebeldes y el régimen de Assad, interés en que esta guerra llegue a su fin?

Perthes: En ambos bandos se alzan cada vez más voces que dicen que si la guerra continúa, Siria dejará de existir tal y como la conocemos actualmente. Un bando no puede vencer al otro militarmente, y hace algún tiempo se observa que ya no hay más cambios sustanciales en los frentes. El régimen gana en algunos lugares, y en otros ganan los rebeldes, y en medio de eso se producen tremendas pérdidas humanas, y la sociedad siria se divide más y más. Ya hay millones de refugiados dentro y fuera del país y la economía de Siria está devastada. Si esto sigue así un año o dos años más –y esta guerra civil ya lleva dos años y medio- Siria probablemente deje de existir en su forma territorial actual.

¿Qué puede hacer la comunidad internacional para colaborar con el éxito de esta resolución?

Bueno, se trata realmente de continuar el camino y apoyarse en la resolución sobre la destrucción de armas químicas. Eso es importante para que también se produzca un avance en el rechazo del uso de armas químicas. Se trata no sólo de castigar a quien las emplea, sino también de tratar de buscar los motivos de fondo sobre el por qué de su uso, es decir, de la guerra civil en Siria, y eso sólo es posible ejerciendo influencia sobre las fuerzas que combaten en ese país y que son apoyadas, de un lado o del otro, a nivel regional o internacional, ya sea por Arabia Saudita e Irán, por Rusia, por los europeos o por EE. UU. Todos podremos influir un poco más en la finalización del conflicto si trabajamos juntos.

DW recomienda