¿Sharía y democracia? Sí se puede | Política | DW | 25.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Sharía y democracia? Sí se puede

El experto en derecho árabe Mathias Rohe, explica qué es la sharía y cuáles son las consecuencias que podría tener para Libia su aplicación como base de la futura Constitución que regirá a ese país.

Mujeres libias celebran el triunfo rebelde (Khalid Kawatit+Khedir Mabrouka).

Mujeres libias celebran el triunfo rebelde.

Con Muamar al Gadafi convenientemente enterrado en un lugar secreto junto a su hijo, el futuro de Libia emprende nuevos rumbos de la mano de los líderes de la rebelión, que intentan imponer una impronta distinta a un país que estuvo 42 años bajo la égida del coronel. Algo de eso explicó el domingo (23.10.2011) el presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafá Abdul Yalil, en el discurso que marcó el inicio de la era post Gadafi.

Y ese futuro se pinta con incertidumbre, luego de que en esas palabras fundacionales asegurara que sería la sharía o ley islámica la que serviría de inspiración a la nueva Constitución que deberá ser aprobada en elecciones en algunos meses más. En Europa no causó mucho gusto la idea y desde la Unión se llamó a respetar los derechos humanos.

En la misma línea, dos mujeres citadas por la agencia AFP se mostraron contrarias a la idea. "No hemos vencido a Goliat para vivir ahora bajo la Inquisición", dijo Rim, de 40 años. Y Aza Maghur, una abogada y militante de derechos humanos, declaró a la agencia que "no queremos perder las conquistas que conseguimos en la era del socialismo en los años 70". Ese escepticismo frente a un futuro que podría traer limitaciones para las libertades, especialmente de las mujeres, son matizadas por el experto alemán en derecho árabe, Mathias Rohe.

En Indonesia la sharía se impone con mano dura (AP Photo/Dita Alangkara).

En Indonesia la sharía se impone con mano dura.

Misma ley, distintas lecturas

En conversación con Deutschlandradio, Rohe explicó que se pueden hacer múltiples interpretaciones de la sharía. "La sharía no es un libro de leyes, sino un complejo sistema de normas tanto religiosas como jurídicas", detalló Rohe, autor entre otros libros de "Das islamische Recht. Geschichte und Gegenwart" (El derecho islámico: historia y presente). Y como todo sistema complejo, se presta para distintas lecturas. "Sobre la base de la sharía se ha abolido, en 1956, la poligamia en Túnez", ejemplificó.

Y si se compara a Túnez con Estados más conservadores, como Arabia Saudita, la diferencia queda incluso más en evidencia. Ambos países se basaron en la misma ley islámica para construir sus propias legislaciones. "En Túnez las mujeres tienen la oportunidad de participar plenamente en la vida pública, algo que no ocurre en Arabia Saudita", dijo Rohe a Deutschlandradio. De todas formas, a juicio del especialista, una visión más liberal de la ley islámica ha ido ganando adeptos en los últimos años.

Y aunque el lunes el presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafá Abdul Yalil, matizó sus declaraciones diciendo que la aplicación de la sharía "no indica que se vaya a cambiar ninguna ley", Rohe piensa que la realidad podría ser otra y dar un giro conservador. "Eso sería un paso hacia atrás, hay que decirlo", afirmó el experto, quien ve en determinadas decisiones sobre la sharía un guiño a los islamistas, que están en lucha con los liberales para tomar el poder de Libia.

Es posible la democracia

Mustafá Abdul Yalil lidera el Consejo Nacional de Transición (Foto:Francois Mori/AP/dapd).

Mustafá Abdul Yalil lidera el Consejo Nacional de Transición.

Algunos dirigentes libios ven en la sharía una manera de unir a las distintas tribus que conforman este país africano de seis millones de habitantes. Al menos eso piensa el viceministro de Justicia, Jalif al Gehmy, quien se apura en aclarar que el borrador de la Constitución que regirá los meses de transición antes de las elecciones democráticas, que podrían celebrarse de acá a un año o año y medio, no deja lugar a dobles lecturas.

"Hombres y mujeres son iguales y así seguirá siendo", declaró Al Gehmy al diario español "El País", al tiempo que el juez Jamal Bennour explicaba que si bien se obligará a las mujeres que deseen hacer viajes largos a ir acompañadas de un hombre, eso se hace "para protegerlas, porque son la parte más importante de nuestra sociedad". Al mismo periódico, el magistrado Milad al Gali dijo que Libia nunca será "como Arabia Saudita. Acá las mujeres conducen y hay juezas en los tribunales".

Rohe piensa parecido. Claro, podría haber un retroceso, pero no será tan marcado. Consultado sobre si existe la posibilidad de que surja una suerte de democracia al estilo árabe, él piensa que sí. "El mundo árabe ha demostrado que existen fuerzas democráticas sólidamente constituidas que pueden relacionarse bien con el Islam. Eso ayuda contra la idea que dice que el Islam y la sharía son algo completamente distinto a nosotros. Eso no es así", sentenció Rohe.

Autor: Diego Zúñiga

Editor: Emilia Rojas

DW recomienda