“Servicios secretos alemanes sí sabían de espionaje masivo” | El Mundo | DW | 15.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Servicios secretos alemanes sí sabían de espionaje masivo”

Los servicios secretos alemanes sí conocían la existencia del programa estadounidense de espionaje Prism y utilizaron datos obtenidos por ellos, como en el caso de secuestros de alemanes en el extranjero.

Nueva sede central del BND en Berlín, Tiergarten.

Nueva sede central del BND en Berlín, Tiergarten.

De acuerdo al rotativo alemán “Bild”, los servicios secretos alemanes (BND) tenían constancia desde hace años de que Estados Unidos se estaba dedicando a almacenar datos, algo que hasta el momento ha negado categóricamente el gobierno alemán, y les llegaron a pedir incluso ayuda para hacer frente a secuestros en Afganistán y Yemen.

De esta manera, Alemania obtenía información de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) sobre las últimas llamadas telefónicas o e-mails de los secuestrados para ver dónde se encontraban antes del secuestro, con quién se habían comunicado y a dónde querían ir.

¿Cooperación o violación de derechos individuales?

Ver el video 01:49
Now live
01:49 minutos

Entrevista con Angela Merkel sobre el caso de espionaje.

Ante la pregunta del diario alemán sobre la colaboración en el pasado de los servicios secretos alemanes con los estadounidenses para conseguir datos de comunicación de ciudadanos alemanes, un portavoz del gobierno alemán se limitó a contestar que "es conocido" que entre las dos agencias existe una cooperación desde hace tiempo, pero se negó a comentar detalles sobre ello, remitiéndose a los organismos de control parlamentario pertinentes.

Según informaciones cercanas a los círculos del gobierno estadounidense a las que ha tenido acceso "Bild", Estados Unidos espió con Prism y otra serie de programas secretos todas las comunicaciones electrónicas de ciudadanos no estadounidenses en el extranjero, incluida Alemania.

Los contenidos obtenidos con estos programas de espionaje se borran por regla general tras tres o seis meses. Sin embargo, los conocidos como metadatos (quién a escrito a quién y cuándo y el asunto del correo) se guardan, por el contrario, para siempre.

El escándalo del supuesto espionaje masivo de Estados Unidos fue destapado por el ex técnico de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden.

JOV /ER (dpa, Bild)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema