1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Servicio militar obligatorio: ¿un modelo antiacuado en Europa?

En la mayoría de los países miembros del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) los jóvenes están obligados a "servir a la Patria" en la milicia. En algunos, dicho servicio ha sido cancelado temporal o definitivamente.

default

Saludo de un soldado alemán al tricolor nacional.

Veintitrés de los 28 países de la OTAN han optado por formar un ejército absolutamente profesional. Por su parte, en 21 de los 27 miembros de la Unión Europea ya no existe la obligación de enrolarse en las fuerzas militares. Suecia acaba de eliminar el tradicional servicio militar que desaparece este 30 de junio de 2010.

Alemania y Turquía son los dos últimos grandes países de la OTAN que exigen de sus jóvenes enrolarse en el ejército. Entre los más pequeños que aún conservan la tradición se encuentran Grecia, Chipre, Austria, Noruega, Finlandia y Estonia.

No todos los ejércitos hacen la guerra

Flash-Galerie Bundeswehr in Afghanistan

El capitán Olaf B. de la unidad alemana estacionada en Afganistán, asiste a una familia afgana.

Por fuera de la OTAN y la UE la obligatoriedad de prestar servicio militar sigue existiendo en Rusia, Ucrania, Bielorusia, Moldavia, Serbia y Suiza. Pero el país que más tiempo exige a los hombres jóvenes es Chipre: 26 meses de entrega al Estado desde los cuarteles de la armada.

En Dinamarca, en cambio, el tiempo de servicio a la milicia es de sólo cuatro meses. En este país nórdico empero, el Estado compromete a sus jóvenes, sólo si no se presentan suficientes voluntarios. Muchos de los países europeos acabaron con el servicio militar obligatorio después de la Segunda Guerra Mundial. Francia lo hizo en 2001, por ejemplo.

La experiencia demuestra que los ejércitos profesionales son más caros que los compuestos de miembros obligados. En muchos países es muy difícil reclutar el número requerido de soldados voluntarios, por ello algunos han reducido el tamaño de sus ejércitos profesionales.

Soldados profesionales: más fáciles de comandar

Los soldados profesionales son, por lo general, mejor preparados, más especializados y más eficientes que aquellos que han tenido que enrolarse porque la Ley los obliga. Otra ventaja tienen los soldados profesionales: su flexibilidad hace más fácil su participación en misiones u operaciones en el extranjero.

En Italia, Holanda y Estados Unidos, el mayor miembro de la OTAN, el servicio militar obligatorio ha sido declarado "en reserva" hasta nueva orden. Debido a que durante la Guerra de Vietnam muchos soldados obligatorios murieron, desde 1973 se optó por un ejército basado en voluntarios.

En los años de la Guerra Fría entre la OTAN y el Pacto de Varsovia en casi todos los países europeos para los jóvenes era obligatorio presentarse a cuarteles a prestar servicio militar. Desde la década de los 90 empero, las cosas comenzaron a cambiar.

Soldado: ¿una profesión como cualquier otra?

Auslandseinsätze der Bundeswehr Stand 03.09.2008

Estas son las misiones civiles y militares internacionales del Bundeswehr, el ejército alemán.

El modelo moderno del servicio militar se creó después de la Revolución Francesa. En 1793 la Asamblea Nacional de Francia conformó un batallón de 300.000 efectivos en las provincias. Pero ya en la Edad Media había diversas formas de reclutamiento forzado. Por lo general, los soldados profesionales eran comandantes o caballeros nobles. La infantería, en cambio, estaba constituida por personas obligadas al servicio. Pero las guerras también eran libradas por mercenarios que luchaban en nombre del "War lord" que pagara mejor.

Es de anotar igualmente, que en casi todos los Estados que aún tienen el servicio militar los jóvenes tienen la opción de negarse a prestar cualquier servicio en armas a cambio de prestar un servicio civil a la comunidad. La excepción es Turquía, en donde no se contempla ninguna concesión a quien no quiera enrolarse en el ejército. Hasta 15 meses en las filas de las tres fuerzas militares tiene que pasar, obligatoriamente, un joven en Turquía.

Autor: Bernd Riegert / José Ospina-Valencia

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda