Serie de explosiones en Pakistán deja 40 muertos | El Mundo | DW | 30.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Serie de explosiones en Pakistán deja 40 muertos

Hay más de cien heridos debido a tres ataques ocurridos en distintas zonas del país y atribuidos a los talibanes por las autoridades.

Tres sangrientos atentados enlutan la jornada en Pakistán, donde las autoridades han informado de al menos 40 muertos. Los hechos se produjeron en zonas donde los talibanes suelen lanzar operaciones contra las fuerzas de seguridad, aunque hasta la tarde de este domingo (30.06.2013) ningún grupo se había atribuido la autoría de los ataques.

El primero de ellos ocurrió en Peshawar, al noroeste de Pakistán, donde un coche bomba dirigido contra un convoy de paramilitares explotó, matando a 17 civiles, entre ellos dos niños, e hiriendo a otras 46 personas, según el médico Aiqbal Afridi, del hospital Lady Reading de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa.

Entre los heridos se encuentran cuatro soldados de las fuerzas fronterizas, informó la policía, que también explicó que dos vehículos del convoy pasaron sin problemas, pero el tercero se vio afectado por la explosión de proyectiles de mortero instalados en un automóvil que estaba estacionado en una gasolinera, cerca de un mercado atestado de gente.

Objetivo: mezquita

En ese ataque se habrían utilizado al menos 40 kilos de explosivos, dijo un forense que investigaba el caso, según la agencia dpa. El segundo atentado ocurrió en Waziristán del Norte, cerca de la frontera con Afganistán, donde murieron cuatro soldados y otros diez resultaron heridos al explotar una bomba al paso del vehículo que los transportaba.

Un tercer acto terrorista ocurrió en horas de la tarde, cuando un suicida se hizo estallar cerca de una mezquita en la ciudad de Quetta. El jefe policial Fayaz Sumbal dijo que “19 personas murieron y otras 51 quedaron heridas” en un ataque perpetrado por un suicida que quiso ingresar a la mezquita, pero fue interceptado en un puesto de control, donde se hizo explotar.

La mayoría de las víctimas son chiítas y entre ellas hay seis mujeres y un niño. Los ataques ocurren justo durante la visita del primer ministro británico, David Cameron, quien enfatizó este domingo la necesidad de seguir combatiendo al terrorismo, que anotó su jornada más sangrienta en Pakistán desde el pasado 3 de marzo, cuando una bomba mató a 50 personas en Karachi.

DZC (dpa, AFP)