Será difícil determinar si los restos son de los normalistas | América Latina | DW | 12.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Será difícil determinar si los restos son de los normalistas

Los supuestos restos de los 43 normalistas desaparecidos en México se encuentran en condiciones deplorables que podrían "no arrojar resultado alguno", dice el laboratorio austriaco que analizará las pruebas.

Ya lo había dicho el Procurador General de México, Jesús Murillo Karam: "Los desintegraron", refiriéndose a los restos hallados en Cocula, Guerrero, que podrían corresponder a los 43 estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre en Iguala. Luego de que tres sicarios detenidos confesaran haber asesinado a los normalistas de Ayotzinapa, Murillo Karam dio a conocer que los cuerpos de los jóvenes fueron calcinados en un basurero a unos 200 kilómetros de Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero. Lo único que queda de ellos son cenizas y "una rótula y otro pedazo", dijo Murillo Karam. Estos restos son los únicos que están "en condiciones de ser analizados".

Para determinar si los restos efectivamente corresponden a los estudiantes, estos serán sometidos a un análisis genético en el Instituto de Medicina Forense de la Universidad Médica de Innsbruck (GMI), Austria. Sin embargo, los expertos austriacos dudan que las pruebas existentes puedan revelar la identidad de los normalistas.

Prof. Dr. Richard Scheithauer

Scheithauer: dudo de las perspectivas de éxito de este análisis

"El calor y la humedad destruyen la información genética", explica el Dr. Richard Scheithauer, director del GMI. "Es por ello que dudo de las perspectivas de éxito de este análisis", dijo en entrevista con Deutsche Welle. El resultado depende del estado en el que se encuentren los restos. En este caso, los pequeños fragmentos de huesos muy calcinados hacen difícil la extracción de ADN.

Se necesitan células de los familiares

Para poder analizar muestras de ADN dañadas, se necesita tener la información genética de algún familiar del desaparecido, "de preferencia de la madre", explica Scheithauer. "La información genética de sus mitocondrias (centrales energéticas de la célula) es idéntica a la de su primer hijo". Para ello se toman pruebas de saliva o de sangre de las cuales, al secarse, se pueden extraer fácilmente las cadenas de ADN. Éstas sirven para reconstruir la información que brindan los restos de ADN de las víctimas.

El GMI es pionero en este método de investigación y se especializa en el desarrollo de tecnologías de análisis y reconocimiento forense, sobre todo en el caso de pruebas dañadas o alteradas de ADN. Entre sus logros se cuentan la identificación de los restos de víctimas del tsunami en el sudeste asiático en 2004, la identificación de los niños de la familia de los zares de Rusia, cuyos restos datan del año de 1918, la identificación de los restos de soldados de la Primera Guerra Mundial y de varias víctimas del régimen de Pinochet, en Chile.

Speichelprobe

Se requieren pruebas de ADN de los familiares de las víctimas

Sólo los austriacos aceptaron el reto

Según Murillo Karam, el instituto austriaco fue el único que aceptó analizar los restos de Cocula. "Dijeron que habían dos (huesos) que tenían posibilidades. No nos dijeron que sí se podía (identificarlos), nos dijeron que había una posibilidad", explicó. Por su parte, Scheithauer no quiso especificar si los restos se encuentran ya en el instituto en Innsbruck, ni si realmente se harán cargo de analizar las pruebas. En caso de que así fuese, el gobierno mexicano tendrá que cargar con los costos de este proceso, que duraría varias semanas.

Sin embargo, aún obteniendo información de los huesos dañados, esto no quiere decir que se pueda asegurar que realmente pertenecen a alguno de los estudiantes, explica Scheithauer. Cuanto más ADN intacto se logre extraer, mayores probabilidades habría de identificar a quiénes pertenecen los restos calcinados de Cocula. Pero el estado deplorable en el que se encuentran, podrían al final "no arrojar resultado alguno", concluye el experto.

DW recomienda