1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Separatistas denuncian ataque del Ejército ucraniano

Los separatistas prorrusos denunciaron este sábado (05.11.2016) un ataque masivo con artillería pesada del Ejército ucraniano contra localidades bajo control insurgente en la región oriental de Donetsk. Según el portavoz militar de la autoproclamada república popular de Donetsk, Eduard Basurin, las fuerzas gubernamentales han lanzado en las últimas 24 horas cerca de un millar de obuses y granadas de mortero.

Los soldados ucranianos también acosaron insistentemente las zonas bajo control separatista con tanques, blindados, lanzagranadas y armas de fuego. En los ataques fue herido un civil, tres viviendas resultaron dañadas y una treintena de casas se quedaron sin suministro eléctrico.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa ucraniano, desde comienzos de año cerca de 200 soldados ucranianos han muerto en combates en la zona del conflicto, en el que, según Kiev, participan de lado de los secesionistas unos 6.000 militares rusos. En septiembre ambos bandos acordaron separar sus fuerzas para evitar enfrentamientos armados en tres localidades en un documento suscrito en Minsk con mediación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y de Alemania.

A mediados de octubre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin, resucitaron el "formato de Normandía” en una cumbre mantenida en Berlín con el dirigente francés, François Hollande, y el mandatario ucraniano, Petro Poroshenko. Acordaron que antes de finales de noviembre los ministros de Exteriores de esos países han de trazar una hoja de ruta para el arreglo del conflicto que debe incluir el despliegue de un contingente policial internacional.

Las negociaciones de paz están estancadas, entre otras cosas, por la falta de acuerdo sobre las elecciones en las zonas controladas por los separatistas, ya que Kiev exige garantías de seguridad y la presencia de observadores internacionales. Además, Ucrania demanda el control de la frontera entre las regiones de Donetsk y Lugansk y el territorio ruso, mientras Moscú pide a Kiev que apruebe antes una ley que otorgue altas dosis de autonomía a las zonas separatistas. (EFE)