1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Senadores españoles no pudieron visitar a Leopoldo López

La delegación formada por cuatro legisladores calificó, en todo caso, de “satisfactoria” su experiencia en Venezuela.

Un segundo traspié sufrió la misión de senadores españoles que, a instancias de la oposición venezolana, visitó Caracas. Este viernes (24.07.2015) el grupo, compuesto por Dionisio García (Partido Popular, en la foto), Iñaqui Anasagasti (Partido Nacionalista Vasco), Ander Gil (Partido Socialista) y Josep Maldonado (Convergència i Unió), no pudo ingresar a la cárcel militar de Ramo Verde, donde está recluido el dirigente del partido Voluntad Popular, el exalcalde Leopoldo López.

“Como hoy es día de visita familiar, pues le hemos pedido a Lilian Tintori (esposa de López), que sí va poder entrar, que lleve a Leopoldo nuestro abrazo y cariño, lo que veníamos a hacer. No solo el testimonio nuestro, sino del Parlamento Español y todos los grupos que estamos aquí reunidos somos los principales grupos del Senado de España que representan la inmensa mayoría de la población española”, dijo el senador García.

Ya antes, la delegación fue impedida de visitar al exalcalde Daniel Ceballos, quien está detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). A pesar de los reveses, los políticos españoles se mostraron satisfechos por los objetivos alcanzados con este viaje, del que se llevan una visión de los derechos humanos de los que consideran “presos políticos”, tras haber conversado con organizaciones civiles, familiares de detenidos y víctimas de la represión.

“Vomitivo” e “irritante”

“Yo creo que el conjunto de la visita es muy satisfactoria para nosotros y yo supongo y deseo que también para la causa de la democracia en Venezuela, porque hay que seguir manteniendo abierta la ventana al mundo de las cosas que están sucediendo en este país”, dijo a la prensa el senador García. “Hemos conseguido decirles a todos los venezolanos, a todos sus amigos y a todo el mundo que ahí estábamos”, agregó.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro calificó como “muy irritante” la visita. “Es muy irritante que venga gente de España a decirle a Venezuela qué debemos hacer. Eso es vomitivo, te lo digo, es vomitivo escuchar a esta derecha española venir acá y decirle a los venezolanos (ustedes deben votar así”, dijo. “No necesitamos que venga la ultraderecha de Rajoy a venir a trazarle a Venezuela 200 años después cuál debe ser nuestro rumbo”, sentenció el mandatario.

DZC (EFE, dpa, Reuters)