1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Senado destituye a parlamentario que implicó a Rousseff en caso Petrobras

Delcidio Amaral es el tercer senador que es despojado de su cargo en toda la historia de Brasil y el primero en ser detenido por la Justicia.

Senador Delcidio Amaral, quien con su testimonio implicó a la mandataria y al menos a otros 27 políticos en casos de corrupción .

Senador Delcidio Amaral, quien con su testimonio implicó a la mandataria y al menos a otros 27 políticos en casos de corrupción .

Por 74 votos a favor, una abstención y ninguno en contra, fue destituido de su poder el senador Delcidio Amaral, exjefe del oficialismo brasileño que involucró al expresidente Inácio Lula da Silva y a la actual mandataria Dilma Rousseff en el escándalo de Petrobras, el mismo que tiene a la presidenta a punto de ser despojada de su cargo.

Amaral fue destituido por violación al código de ética del Senado, con el son tres los parlamentarios despojados de su investidura por sus propios colegas y fue el primero en ser detenido por la policía en pleno ejercicio como legislador, acusado de obstrucción a la justicia y corrupción.

Pocos meses después de ser detenido, el senador llegó a un acuerdo para contar todo lo que sabía a cambio de reducciones en sus condenas, por lo que también fue beneficiado con la libertad condicional.

En la declaración de Amaral se ven comprometido decenas de políticos y basándose en su testimonio la fiscalía solicitó el 3 de mayo pasado una autorización para investigar por corrupción a la jefa de Estado, en el mismo contexto se solicitó autorización para investigar por el mismo escándalo al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, sin cuya colaboración, según el fiscal, la organización criminal jamás podría haber operado. A eso se suman investigaciones contra otros tres ministros de Rousseff y 27 polìticos.

Otro senador cercano a Dilma investigado por la justicia

El juez brasileño Sergio Moro, responsable de la causa de corrupción en Petrobras, aceptó hoy (10.05.2016) las denuncias formuladas por la fiscalía contra el exsenador Gim Argello, cercano a la presidenta Dilma Rousseff. Moro también decidió abrir causa penal contra otras ocho personas, entre ellos varios empresarios y supuestos intermediarios en el pago de sobornos, según la decisión publicada por el Tribunal Federal de Paraná.

Argello está acusado de exigir sobornos a las constructoras implicadas en el esquema de corrupción que gira en torno a Petrobras a cambio de proteger a los altos ejecutivos de esas empresas. Según la Fiscalía, el senador Argello prometió evitar que los directores de las constructoras fueran convocados a declarar ante una comisión parlamentaria que investigó el caso Petrobras en 2014, como finalmente ocurrió. El exsenador tiene una estrecha amistad con Rousseff, incluso se presentaba como “novio” de Rousseff, algo que nunca fue confirmado ni desmentido por la mandataria.

Con velas y linternas terminan manifestaciones

A los bloqueos de carreteras suscitados en horas de la tarde y a las protestas realizadas para respaldar el gobierno de Dilma Rousseff, y a la vez rechazar lo que algunos ciudadanos brasileños consideran un golpe de estado, se sumo en la noche una manifestación pacífica desarrollada por unas 600 personas congregadas en Río de Janeiro, quienes portaban velas encendidas.

Entre las distintas organizaciones impulsoras del acto reunidas por el día nacional de la paralización y movilizaciones contra el golpe, se encontraban la Central Única de los Trabajadores (CUT), el Frente Brasil Popular (FBP) y las juventudes del Partido de los Trabajadores (PT).

Con las velas y linternas en las manos, los asistentes gritaron “no va a haber golpe, va a haber lucha”, una consigna que se ha convertido en un lema para los que están en contra del juicio de Rousseff. Los manifestantes asistieron a una representación teatral en la que una decena de actores escenificaron y caricaturizaron la convulsa situación que atraviesa el país.

Cuando oscureció, los participantes marcharon hacia la Iglesia de la Candelaria y formaron la palabra golpe con las velas.

MN (efe, dpa)

DW recomienda