1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Senado argentino despide a 376 empleados

La vicepresidenta argentina y titular del Senado, Gabriela Michetti, ordenó el despido de casi 400 trabajadores de la Cámara alta, luego de los cerca de 2.000 empleados que fueron despedidos en diciembre del año pasado.

Gabriela Michetti, vicepresidenta de Argentina y titular del Senado.

Gabriela Michetti, vicepresidenta de Argentina y titular del Senado.

Gabriela Michetti, vicepresidenta de Argentina y titular del Senado, ordenó el despido de 376 trabajadores de la Cámara alta, luego de los cerca de 2.000 empleados que fueron despedidos en diciembre de 2015. El despido masivo se dispuso a través de un decreto, según informó el portal Infonews. “Por estrictas razones de oportunidad, mérito y conveniencia, corresponde disponer las bajas de los agentes de la Planta Temporaria que se mencionan en el anexo”, señala el decreto.

La norma sostiene que “el ejercicio razonable de la contratación de personal no puede implicar un crecimiento desmedido e injustificado de empleados públicos que no obedezca a una estricta necesidad de funcionamiento de este Senado”. Asevera luego que “durante los últimos años se han dictado diversos actos administrativos nombrando agentes en la planta temporaria sin respetar los principios antes enunciados. Tales nombramientos conllevaron un enorme aumento de la planta transitoria, con el consecuente impacto presupuestario”.

Ver el video 01:35

Tensión y gritos en el debut de Macri

Según estimaciones de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), desde la asunción del presidente Mauricio Macri en diciembre se han registrado unos 21.000 despidos, unos 8.000 en el Estado nacional y más de 13.000 en provincias y municipios. El Gobierno estimó en tanto que hasta fines de enero hubo poco más de 6.200 despidos en el Estado nacional. La resolución se enmarca en el objetivo impulsado por el Gobierno del presidente Mauricio Macri de depurar las plantillas de ministerios y otras reparticiones públicas.

El método más usual, según el nuevo oficialismo, ha sido el de terminar los contratos con personas que cobraban pero no prestaban servicios o que habían sido empleadas por mero vínculo político con la anterior gestión. El ahora opositor Frente para la Victoria asegura que, desde que Macri asumió el Gobierno, más de 25.000 personas fueron echadas del sector público. La ola de despidos ha sido rechazada por sindicatos de trabajadores estatales, aunque la resolución adoptada por la vicepresidenta argentina asegura que los gremios “acompañan el diagnóstico esgrimido” para resolver las bajas.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema