1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Seis soldados ucranianos mueren en el este del país

Nuevos enfrentamientos se han producido en las últimas horas en las regiones separatistas, dejando también 14 militares heridos.

El portavoz del mando militar de Ucrania, Andrei Lisenko, denunció este sábado (13.06.2015) que las fuerzas separatistas que operan en el este del país han vuelto a atacar a las tropas regulares, causando la muerte de seis soldados y dejando a otros 14 heridos. Se trataría de una nueva violación del Acuerdo de Minsk, que estableció un cese de las hostilidades entre las milicias prorrusas y el Ejército.

“Como resultado de las acciones de combate, tiroteos y sabotajes (de los separatistas prorrusos), seis militares ucranianos han muerto en las últimas 24 horas. Quiero subrayar que las milicias también disparan contra zonas residenciales. Se han registrado ataques con tanques contra las localidades de Avdeyevka y Vodiannoe”, aseveró Lisenko, quien también apuntó que hubo ataques con artillería pesada y tanques contra el aeropuerto de Donetsk.

Poco antes, el mando militar de Kiev informó de 40 ataques de las milicias rebeldes en las últimas horas. Las cifras entregadas este sábado hablan de un recrudecimiento de los choques armados y marcan las bajas más numerosas reportadas por las autoridades de Kiev en las últimas dos semanas, lo que pone en tela de juicio el verdadero alcance del acuerdo firmado en Bielorrusia con el auspicio de Francia, Alemania y Rusia.

Acuerdo no se cumple

Por su parte, el llamado ministerio de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk denunció un centenar de ataques de las fuerzas gubernamentales contra distintas ciudades y pueblos de la rebelde región, entre ellas un ataque a la localidad de Oktyabrsky, cerca de la plaza fuerte rebelde de Donetsk, donde dos civiles habrían resultado heridos. Según la ONU, desde el inicio de las hostilidades al menos 6.400 personas han muerto.

Las hostilidades entre las fuerzas ucranianas y los separatistas se reanudaron la semana pasada, tras una fallida ofensiva lanzada por las milicias contra la localidad de Marinka, situada a menos de 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Donetsk. La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) aseguró que, a diferencia de lo comunicado por las partes, ni los prorrusos ni el Ejército ha completado el retiro de armas pesadas del frente, como se acordó en Minsk.

DZC (EFE, AFP, Reuters)