1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Seis mujeres suicidas se detonan al norte de Nigeria

Las terroristas se hicieron explotar a la entrada de Maiduguri, capital del Estado de Borno, durante un repliegue tras un nuevo ataque de Boko Haram, cuya actual ofensiva en la zona ha causado más de doscientas víctimas.

"Seis mujeres suicidas, que llevaban artefactos explosivos en sus cuerpos, se inmolaron cuando intentaban llegar a Maiduguri", explicó el comisario de la Policía de Borno, Aderemi Opadokun, citado por el diario local This Day. La ciudad es la capital del estado de Borno, al noreste de Nigeria, uno de los más castigados por la violencia sectaria de Boko Haram. Vive una oleada de ataques que han causado en los últimos días más de 200 víctimas, según el recuento de los medios locales.

"Todas ellas murieron y causaron numerosos muertos", añadió el comisario, sin precisar el número de víctimas de estos ataques, sucedidos ayer viernes (03.07.2015) a las siete de la tarde, hora local, y conocidos hoy sábado. Danlami Ajaokuta, un vigilante privado testigo de los ataques afirmó a AFP que más de cien heridos fueron llevados al hospital. "Lo principal ahora, dijo, es evaluar y atender a los heridos y, después, cubrir los cadáveres que todavía yacen en el suelo".

Epicentro de la guerra contra el terror

Maiduguri se está convirtiendo en la capital de la lucha contra Boko Haram. Allí se ha empezado a trasladar el Centro de Mando y Control del Ejército nigeriano. En otro ataque a una población cercana, Mussa, murieron al menos 29 personas. Pero la peor masacre ocurrió durante el martes y el miércoles, cuando los yihadistas asaltaron varias aldeas norteñas y mataron a unas 150 personas, incluidas niños.

Desde la propia Nigeria, cuyo presidente ha calificado los ataques de "atroces", hasta el gobierno de México, que ha expresado en un comunicado su condena "más enérgica" sobre los atentados, el mundo observa impotente los ataques de Boko Haram.

LGC (EFE / AFP / dpa)