Se reunifica la mayor central obrera argentina | América Latina | DW | 23.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Se reunifica la mayor central obrera argentina

Luego de cuatro años de división, la Confederación General del Trabajo designó nueva directiva y arremetió en críticas contra el gobierno de Mauricio Macri.

La Confederación General del Trabajo (CGT), la histórica central sindical de Argentina, se unificó durante un congreso extraordinario tras cuatro años en los que estuvo dividida en tres fracciones.

Los gremialistas Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña fueron designados al frente de la CGT unificada en un congreso que se realizó en el estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires con la participación de 124 gremios y 1.582 congresales, es decir, el 72,2 por ciento del padrón de los gremios confederados.

Daer denunció "la necedad de la política económica que claramente llevó a cabo" el Gobierno del presidente, Mauricio Macri, "en detrimento de los sectores más vulnerables".

"El mejor modelo económico es el que nos contiene a todos", dijo minutos después de asumir la conducción compartida de la CGT. "Es necesario que los sectores políticos generen su autocrítica, que se hagan cargo los que se tienen que hacer cargo de las cosas que nos pasaron y que entiendan que el movimiento obrero tiene una estrategia propia", dijo el dirigente del gremio de Sanidad.

Disidencia sindical

Del Congreso se ausentaron unos 68 gremios, encabezados por Gerónimo Venegas, titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales (UATRE), considerado el gremialista más cercano al presidente Macri.

Este sector impugnó ante el Ministerio de Trabajo el Congreso Nacional Extraordinario y Ordinario que celebró la unificación de la CGT.

Argentina está en recesión económica y con una inflación por encima del 40 por ciento anual. En los últimos meses aumentaron las protestas callejeras para reclamar trabajo y mejores salariales.

La CGT cuestiona que en los ocho meses de gestión de Macri la economía se deterioró, ha crecido la pobreza, cayó el consumo, aumentaron los despidos y la actividad industrial ha dejado de crecer.

Entre los delegados de las tres CGT (Alsina, Azopardo y Azul y Blanca) estuvieron presentes los sindicalistas Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, que realizaron críticas al Gobierno de Macri.

Moyano afirmó que la unificación de la CGT se produjo para que el Gobierno "entienda que los trabajadores no nos rendimos y al movimiento obrero no lo gobierna nadie por más que quieran asustarnos".

EL(dpa, efe)

DW recomienda