1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se reanudan ataques en Yemen tras fin del alto el fuego

El alto el fuego de 48 horas en Yemen no fue prolongado debido a numerosas violaciones de la medida. Tras esa decisión, los ataques continuaron.

Así lo anunció este lunes (21.11.2016) el portavoz de la coalición de países sunitas liderada por Arabia Saudí, Ahmed Asiri, en declaraciones al canal Al Arabiya.Según los testigos, los cazas de la coalición saudí comenzaron a bombardear posiciones de los hutíes en la capital, Saná, antes del fin estipulado de la tregua, hoy a las 09:00 GMT.

Los proyectiles fueron lanzados contra una base hutí en el este de la ciudad, donde se escucharon fuertes explosiones y se vieron columnas de humo. Por el momento se desconoce si hay víctimas.

En Yemen, los rebeldes hutíes, de confesión chiita, y sus aliados luchan contra los seguidores del presidente Abed Rabo Mansur Hadi, reconocido internacionalmente. La coalición saudí bombardea desde hace más de un año posiciones de los rebeldes, que controlan amplias partes del país. En el bombardeos han muerto numerosos civiles.

Sexto intento de poner fin a la violencia

El alto el fuego de 48 horas comenzó el sábado (19.11.2016), en el marco del sexto intento de poner fin a la violencia en el país más pobre de la península arábiga, que escaló considerablemente desde la intervención de la coalición saudí.

Asiri acusó a los hutíes y sus aliados de haber violado el cese de hostilidades más de 500 veces. Ya el domingo la coalición informó que había interceptado tres misiles de los insurgentes en la provincia de Marib.

Por su parte, los hutíes también acusaron a la alianza saudí de no haber respetado el alto el fuego. Un portavoz de los insurgentes declaró, según la agencia yemení Saba, que desde el sábado se registraron 114 violaciones.

La guerra civil ha empeorado aún más la situación humanitaria en el país. Según datos de la ONU, desde el inicio de la intervención saudí en marzo del año pasado hasta junio de este año han muerto unas 6.500 personas. Más de 14 millones de personas padecen además la falta de alimentos y de agua potable. En Saná se ha confirmado también un brote de cólera.

CP (dpa, efe)

DW recomienda