1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se perfila acuerdo en las conversaciones de paz en Libia

El mediador de la ONU para el país africano, Bernardino León, aseguró que hay “consenso en amplias partes del texto” que negocian los dos gobiernos del país.

El objetivo trazado por Naciones Unidas para Libia, la formación de un gobierno de unidad nacional que acabe con la división que opera de facto en el país, parece estar cada vez más cerca. Libia, que actualmente tiene un gobierno reconocido internacionalmente y otro que tomó por la fuerza la capital y gobierna una parte del país, vive una enorme crisis política que ha sido aprovechada por radicales del Estado Islámico para instalarse en el territorio.

Este lunes (29.06.2015), el mediador de la ONU, Bernardino León, dijo que “hay consensos en amplias partes del texto” que se ha estado elaborando en distintas reuniones, la última de las cuales tuvo lugar en la ciudad marroquí de Sjirat. Tan solo quedan dos o tres puntos en el que siguen enfrentados los gobiernos rivales, dijo León, que media en las conversaciones que tienen como objetivo final acabar con el vacío de poder que afecta al Estado.

León dijo que los negociadores libios han regresado a su país para consultar con sus instituciones (los dos parlamentos rivales) y partidos, para volver de nuevo a Sjirat y retomar el jueves 2 de julio las negociaciones. El diplomático español matizó, sin embargo, señalando que el consenso se refiere al “cuerpo político” del acuerdo nacional, y que faltan por negociar por otro lado algunos anexos del mismo.

Cuatro años de crisis

León recalcó la importancia de que, tras nueve meses de negociaciones, haya sido posible alcanzar compromisos sobre dos cuestiones esenciales: la legitimidad de las últimas elecciones de junio de 2014 y la continuidad de las instituciones del Estado. Un ejemplo de lo complicado que está resultando avanzar en las discusiones es lo referente al futuro Consejo de Estado transicional: hasta ahora hay acuerdo sobre el número de miembros (90), pero no sobre su composición exacta ni sus funciones precisas.

Otro ejemplo lo dan las rencillas entre los parlamentarios de Trípoli, que se niegan a disolver la cámara, y los de Tobruk (salidos de las elecciones de 2014): en nueve meses de negociaciones León ha conseguido sentarlos en la misma pesa solo en muy pocas ocasiones, teniendo que negociar por separado con ambas delegaciones. La crisis libia comenzó hace cuatro años, tras el derrocamiento del dictador Muammar al Gadafi.

DZC (dpa, EFE)