1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Se frustra coalición encabezada por socialistas en estado alemán de Hesse

La proyectada alianza de gobierno entre socialdemócratas y socialistas para dirigir el estado federado alemán de Hesse fracasó hoy ante el primer obstáculo que se le presentó en el camino.

La socialdemócrata Andrea Ypsilanti, que buscaba ser elegida nueva primera ministra del importante estado con el apoyo de los diputados del Partido de la Izquierda en una arriesgada apertura de su partido hacia fuerzas poscomunistas, anunció hoy que descartó el plan ante el fuerte rechazo que recibió en el seno de su propia organización.

La decisión de Ypsilanti fue provocada al quedar confirmado hoy que parte de los diputados de su propio partido no la iban a apoyar, rechazando "por problemas de conciencia ética" una cooperación con la izquierda, como lo calificó la parlamentaria Dagmar Metzger.

Con la medida se frustró lo que debía convertirse en una inédita experiencia de alianzas políticas, con la formación de un gobierno bipartito entre socialdemócratas y ecologistas, tolerados por la izquierda, algo que no se dio desde la reunifcación del país en 1990.

En la campaña electoral, tanto Ypsilanti como toda la cúpula del partido Socialdemócrata a nivel nacional habían dado su palabra de honor de no promover ningún tipo de cooperación con el Partido de Izquierda.

Sin embargo, a la luz de los resultados de los comicios regionales de fines de febrero, que dieron un empate técnico, Ypsilanti rompió su promesa al ver que los votos del rival político eran indispensables para reemplazar en el cargo al actual primer ministro, el conservador cristianodemócrata Roland Koch.

La apertura hacia la izquierda gozó del apoyo el líder nacional del Partido Socialdemócrata (SPD), Kurt Beck, pero fue muy criticado por sectores conservadores de la agrupación.

Las elecciones del pasado 27 de enero, la democracia cristiana de Koch había perdido la mayoría absoluta y terminó empatada con los socialdemócratas con 42 diputados cada uno. Los liberales, que priorizan una alianza de centroderecha, reúnen 11 parlamentarios, mientras que los ecologistas tienen nueve diputados y la Izquierda seis.