1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Se cumplen 30 años del acuerdo de Schengen

La UE celebra este sábado (13.06.2015) los 30 años de la firma del acuerdo de Schengen el 14 de junio de 1985, en un acto en el que líderes comunitarios destacaron las ventajas de ese espacio para los europeos y advirtieron contra el levantamiento de nuevas fronteras. En la ceremonia, que tuvo lugar en Schengen, una localidad de Luxemburgo con apenas 600 habitantes cerca de donde se unen las fronteras de este país con Alemania y Francia, participaron el primer ministro del Gran Ducado, Xavier Bettel, el alcalde de la localidad, Ben Homan, y los presidentes de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, y del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz.

Los discursos estuvieron marcados por un repaso por la historia europea que permitió la firma del acuerdo por el que se abolieron las fronteras internas entre Estados miembros y se permitió la libre circulación de ciudadanos europeos, pero también por una mirada al presente y advertencias contrae quienes pretenden erigir nuevas fronteras y poner en peligro el pilar de la solidaridad. “Schengen es más fuerte unido. Las policías trabajan juntas, intercambian información. Es posible expresarse, decir lo que uno piensa, ser defendido, poder soñar”, dijo Bettel.

El presidente de la CE señaló ante los críticos con la Unión Europea (UE) y Schengen que “para hacer a Europa más comprensible y transmitir lo que es Europa, habría que reintroducir seis meses las fronteras. Entonces la gente la entendería de nuevo”. Juncker, quien dijo que muchos males se achacan a la mala aplicación de Schengen, como en el tema migratorio, aseguró que el espacio es el “más seguro” con una cooperación policial que no existía antes.

El presidente del PE recordó que el siglo XX estuvo marcado por el “terror” en la primera mitad por la segunda Guerra Mundial y por la “felicidad” en la segunda por el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero de 1951 por el que Francia y los países del Benelux abrieron sus puertas a Alemania, la firma de Schengen y la caída del Muro de Berlín. “Schengen era la abolición de la fronteras físicas” tras la abolición de las “fronteras políticas”, dijo.

“Aquellos que quieren reintroducir las frontera quieren separarnos de nuevo. Escuchen la retórica de las personas que agitan contra la integración europea, contra Bruselas, contra el supuesto súper-Estado, la máquina de despilfarro de dinero... son los mismos que agitan contra los migrantes, desprecian a las minorías y quieren reprimir sus derechos”, indicó Schulz. (EFE)