1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Se busca: Policía lucha por reclutar jóvenes aptos

En la Academia de Policía de Berlín ha habido problemas con algunos alumnos, que supuestamente incluso han tenido conductas criminales. Hallar relevo adecuado para las filas policiales resulta difícil en toda Alemania.

La semana pasada circuló entre policías una grabación anónima, en la que un instructor se quejaba de situaciones insostenibles en la Academia de Policía de Berlín. Hablaba de odio, resistencia al aprendizaje y violencia en un curso con muchos alumnos de raíces extranjeras. Al término del audio, según varios informes de prensa, el instructor concluye: "Estos no son colegas, son el enemigo. El enemigo en nuestras filas”.

Lea también:

Congreso de policías en Berlín: desafíos y problemas

Denuncias diversas

Son acusaciones de peso, de las que se ocupó la Comisión del Interior del parlamento berlinés en una sesión extraordinaria. Según el Sindicato Alemán de Policías, algunas grandes familias árabes intentan infiltrar miembros en el servicio policial. El presidente de la Policía Berlinesa, Klaus Kandt, niega categóricamente semejante infiltración.

Pero estos no son los primeros reportes de problemas en la Policía capitalina. Se ha dicho que un estudiante de policía actuó en un porno, que otro traficó con drogas y que otro más reducía mercancías robadas.

Mercado difícil

¿Tan mal están las cosas? Lo cierto es que faltan jóvenes cualificados que se incorporen al servicio policial. Desde hace años se intenta reclutar gente apropiada mediante videos de rap, campañas en las redes sociales y avisos escritos en lenguaje juvenil.

"Se ha vuelto más difícil encontrar postulantes adecuados, porque en el mercado laboral hay otros actores que se llevan a la gente buena”, indica Ulf Küch, portavoz de la Asociación alemana de Funcionarios Criminalistas. Otras críticas se relacionan con los bajos salarios policiales, las jornadas laborales poco atractivas, con turnos de noche y fines de semana, y la permanente exigencia que conlleva ese trabajo.

Requisitos más flexibles

G20 Gipfel in Hamburg | Polizei (Reuters/F. Bensch)

Los grandes despliegues policiales suponen un problema, por falta de personal.

En Alemania, quien quiera ser policía debe cumplir los siguientes requisitos básicos: estar en buenas condiciones físicas, dominar el idioma alemán y tener una personalidad íntegra. Pero muchas veces los postulantes presentan déficits elementales. "Hay muchos que fracasan ya con un dictado”, señala Michael Haug, portavoz del Sindicato de Policías.

La policía ya ha flexibilizado algunas de las condiciones exigidas. En Baden Wuertemberg, por ejemplo, se admite desde comienzos de años a postulantes con tatuajes en los brazos o muñecas, siempre que no contravengan la Constitución y no sean discriminatorios. Tampoco la altura mínima requerida es condición indispensable. "No podemos permitirnos descartar a un postulante adecuado solo porque mide un centímetro menos”, dice Haug.

Escasez peligrosa

Una cosa es clara: ya en la actualidad falta personal policial. Cuando hay grandes acontecimientos, como la cumbre del G20 en Hamburgo, en la que se movilizaron más de 30.000 policías de todo el país, el asunto se pone difícil.  La Asociación alemana de Jueces y el Sindicato de Policías advirtieron hace unos meses que incluso podría peligrar el Estado de Derecho, porque hasta 2021 se jubilará una quinta parte del personal.

Según Ulf Küch, la esfera política no tomó en cuenta la evolución demográfica. "Ahora pagamos las consecuencias de que se haya ahorrado tanto en los años pasados”, afirma.

Pese a todas las críticas actuales, Haug recalca que de todos modos quienes han superado las barreras iniciales y han emprendido una formación policial, en su mayoría son personas aptas para ese trabajo. A su juicio, los problemas denunciados en Berlín son casos aislados.

DW recomienda