Se agrava la situación de los refugiados | El Mundo | DW | 01.06.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se agrava la situación de los refugiados

Conflictos a largo plazo, más refugiados y menos esperanza en la vuelta a casa. La situación de los refugiados en el mundo es sombría, pero, con un poco más de solidaridad, podría mejorar mucho.

A man from Bangladesh, who used to work in Libya and fled the unrest in the country, carries his belongings as he arrives in a refugee camp after crossing from Libya at the Tunisia-Libyan border, in Ras Ajdir, Tunisia, Monday, March 21, 2011. (Foto:Emilio Morenatti/AP/dapd)

Flüchtlingslager in Tunesien ARCHIVBILD 2011

Cuando el Alto Comisionado de la Nacionoes Unidas para el Refugiado (ACNUR) inició su andadura hace más de 60 años, se pensaba que el problema de los refugiados en el mundo se resolvería en pocos años. Nada más lejos de la realidad: actualmente, 43 millones de personas viven lejos de su país en calidad de desplazadas o refugiadas.

Y son cada vez más: “Aunque es cierto que hay capítulos ya cerrados en esta cuestión, en el mundo hay cada vez más desplazamientos que soluciones para los desplazados”, dice Adrian Edwards, portavoz de la Agencia en Ginebra. Por ello sigue creciendo tanto la cifra.

Más refugiados, menos seguridad

Millones de personas se desplazarán en los próximos diez años de sus países de origen debido a la violencia, el hambre y el cambio climático. Eso es lo que asegura el informe “La situación de los refugiados en el mundo”, que la Agencia acaba de publicar. La mayoría de ellos deberán permanecer en un exilio a largo plazo, sin perspectivas de regreso. Se reasentarán o se integrarán en sus lugares de destino.

Por otra parte, cada vez es más difícil ayudar a las víctimas de conflictos. Nunca fue sencillo hacerlo en las regiones problemáticas, pero el acceso a ellas se ha vuelto en los últimos años considerablemente más peligroso. Así opina Volker Türk, director del Departamento de Protección al Refugiado, perteneciente a la Agencia de Ayuda al Refugiado de la ONU. “En muchos escenarios bélicos y post bélicos tenemos representantes que, sencillamente, ya no pueden actuar como se hacía hasta ahora,” asegura. “A menudo se observa una combinación de diversos factores, como el acoso a un determinado grupo de población, junto a una elevada criminalidad. El trasfondo de estas situaciones no es necesariamente político. Puede tratarse sencillamente de crimen organizado. Esto se observa claramente en países como Colombia e Irak”, dice Türk.

La ayuda es cada vez más difícil

La naturaleza cambiante de los conflictos pone en peligro también el trabajo que desarrolla el Comité Internacional de Cruz Roja en las áreas de conflicto. “Cada vez hay más ataques arbitrarios contra la ayuda humanitaria”, explica Sébastien Carliez, miembro del Comité, en Ginebra. “Lamentablemente, la falta de seguridad tendrá como consecuencia un mayor aislamiento de las víctimas”.

La Agencia de Ayuda al Refugiado da la cifra oficial de 16 millones de refugiados en todo el mundo. Casi el doble, más de 26 millones, viven hacinados en calidad de desplazados en sus propios países. El grupo más sensible es el de quienes están a la espera de asilo político, de los que hay aproximadamente un millón en todo el mundo.

La dimensión humana de los desplazados

"Si quisiéramos describir la actitud del mundo ante quienes solicitan asilo político, obtendríamos una imagen muy diversa“, dice Volker Türk. “Por un lado, están quienes prodigan una increíble generosidad, de persona a persona, de comunidad a comunidad. En ese caso estarían los refugiados libios en Túnez o los sirios en Jordania.” En Europa, el trato sería muy diferente. “Hay un marco legal minuciosamente detallado que a menudo pierde de vista la dimensión humana de los desplazados”, opina Türk.

En muchas de las actuales situaciones de conflicto no se vislumbra una solución, desde Irak hasta Somalia, pasando por Afganistán. Continúa la tendencia hacia los conflictos de larga duración, que se extienden durante más de una década. En esos casos, se desvanece la posibilidad de una vuelta al país de origen. En los años 90, la situación era distinta, pero la “década de los retornados voluntarios”, como la denomina la Agencia de Ayuda al Refugiado, ya ha pasado. Aquellas cifras han disminuido considerablemente.

En busca de solidaridad

Los conflictos de larga duración conducen a exilios de larga duración. La comunidad internacional tendría que ser consciente de este hecho. Se puede y se debe hacer mucho más por las regiones afectadas. “Si hay algo que el mundo actual, con sus retos globales, necesita con urgencia, es solidaridad”, dice Volker Türk.

Los países pobres no pueden cargar solos con el problema de los refugiados y los ricos deben comprender que el 80% de los desplazados en el mundo han encontrado acogida en países en desarrollo.

Autora: Claudia Witte/MS
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema