1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Se acabaron los candados del amor en París

La ciudad del amor decidió acabar este lunes (01.06.2015) definitivamente con los problemas de seguridad que planteaban las toneladas de candados amarrados a sus puentes. Así, ante la mirada de turistas y curiosos, una veintena de empleados municipales comenzó con la retirada de los llamados “candados del amor” que abarrotaban las barandillas del Pont des Arts, cerca del Museo Louvre.

Hace años que los puentes de diversas ciudades se han llenado de candados como pruebas de amor eterno, siguiendo una tradición que al parecer comenzó en el puente Milvio de Roma debido al éxito de la novela “Tengo ganas de ti”, de Federico Moccia. Se calcula que sólo en el Pont des Arts había unas 45 toneladas de candados, que han llegado a suponer más de un problema de seguridad. Debido a su peso, el año pasado se desmoronó un tramo de dos metros y medio de la barandilla del puente.

Las autoridades parisinas tienen previsto eliminar entre 700.000 y un millón de candados esta semana. A partir del próximo lunes, el puente albergará cuatro obras de arte urbano que podrán verse hasta el otoño (boreal). “París quiere seguir siendo la capital del romanticismo y el amor, pero sin candados que dañen nuestro patrimonio”, señaló el vice alcalde Bruno Julliard en un comunicado.

No obstante, no todos están satisfechos con la decisión de las autoridades, pues para muchos vendedores supone el fin de un lucrativo mercado. Alrededor de cada puente de París florecía la venta de candados. Por eso, comerciantes como Gil Volle, lamentan que se ponga fin a la tradición. Él y su mujer también tienen el suyo sobre el Sena.

En otros casos, el sentimiento es más contradictorio, como le sucede a Eric Le Ouez. A sus 52 años, es uno de los empleados que se encarga de eliminar los candados, y sostiene que en realidad, hacerlo le da pena. Pero es su trabajo, explica. Y “la seguridad está por delante del romanticismo”. (dpa)