1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Seúl y Tokio firman pacto para compartir datos militares de Corea del Norte

El enemigo común es más fuerte que la histórica rivalidad. Japón y Corea del Sur firmaron un acuerdo en Seúl que entró en vigor de inmediato.

Corea del Sur y Japón firmaron este miércoles (23.11.2016) un tratado que les permitirá compartir información sobre las actividades militares del gobierno norcoreano. Ambos países suscribir el Pacto General de Seguridad sobre Información Militar (GSOMIA por sus siglas en inglés) ante el reciente incremento de pruebas armamentísticas llevadas a cabo por Pyongyang.

El titular de Defensa surcoreano, Han Min-koo, y el embajador japonés en Corea del Sur, Yasumasa Nagamine, firmaron el documento en el Ministerio de Defensa en Seúl, informó la agencia Yonhap.

El acuerdo entró en vigor de inmediato, ya que no requería de aprobación parlamentaria. En rigor, Tokio y Seúl habían preacordado el GSOMIA hace casi un lustro, pero la firma del acuerdo se canceló a última hora en 2012 por la controversia que generó entonces en Corea del Sur el primer pacto en materia de defensa con Japón, país que ejerció un dominio colonial sobre la península coreana entre 1910 y 1945.

De hecho, tres partidos de la oposición surcoreana han protestado por la firma del tratado y amenazaron con forzar la renuncia del ministro de Defensa. Para Seul este es un momento de extrema debilidad por las denuncias que pesan sobre la presidenta Park Geun-hye, implicada en un escándalo de corrupción y abuso de poder encabezado por una colaboradora cercana.

Portavoces del Ministerio de Defensa surcoreano subrayaron los beneficios que conlleva el pacto ante el reciente incremento de pruebas de misiles y ensayos nucleares realizados por el régimen de Kim Jong-un y consideraron que una crisis política doméstica no debería comprometer un tema de seguridad nacional.

El tratado permitirá a Corea del Sur y Japón compartir datos clasificados sobre los programas de armas de Pyongyang de manera directa y no a través de Estados Unidos, como han hecho hasta ahora en virtud de otro pacto trilateral firmado en 2014.

DG (efe, dpa)

DW recomienda