1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Schiphol: si crece el aeropuerto, también crecen los riesgos

Reconociendo que Schiphol es uno de los aeropuertos más modernos y seguros, los columnistas describen el dilema entre su acelerado crecimiento y los riesgos que esto representa para los pobladores de la región.

default

Accidente de Turkish Airline en inmediaciones del aeropuerto de Ámsterdam

De Volkskrant, La Haya, Holanda: “Schiphol es uno de los más modernos y seguros aeropuertos del mundo. La dudosa reputación de la aerolínea Turkish Airlines no puede cambiar nada, aunque los reportes sobre anteriores fallas y deficiencias técnicas del avión exijan una investigación crítica.

El verdadero riesgo lo representa el hecho de que Schiphol es uno de los aeropuertos más frecuentados de Europa y, además de eso, ubicado en medio de una de las regiones más pobladas del continente.

El dilema resulta del conflicto de intereses entre el continuo crecimiento del aeropuerto y las cargas y riesgos que ello representa para los pobladores de la región aledaña.”

Gorda pensión para jefe de quebrado Royal Bank of Scotland

The Guardian, de Londres, Gran Bretaña: “Tanto el aumento del déficit fiscal como la masiva ayuda para el rescate de varios bancos va a llevar, invariablemente, a una subida de los impuestos.

Lo que podría endulzar un poco esta amarga píldora es que obligaran a los banqueros a pagar una parte del dinero que ellos mismos han dilapidado. Una señal muy preocupante es la anunciada jugosa mega-pensión que recibiría el gerente del Royal Bank of Scotlan, Fred Goodwin.

Lo cierto es que sin dineros de los contribuyentes el Royal Bank of Scotland no existiría. Luego los contribuyentes tienen razón al pensar que su dinero ha llenado los bolsillos de gente como Goodwin. Y no van a soportar más que se salven bancos, porque eso significa salvar banqueros.”

Huelgas del transporte público son “cínicas”

Süddeutsche Zeitung, de Múnich, Alemania: “Quien paraliza todo el tráfico actúa de una forma egoísta e irresponsable. Al fin y al cabo los afectados no son los altos jefes, porque ellos se movilizan en automóviles de las empresas o en los privados.

Una huelga del transporte pública afecta directamente a la gente que está obligada a utilizarlo. Afecta a los trabajadores cuyos jefes no les van a perdonar llegar tarde. Es cínica una huelga que sólo daña a los más débiles.”