1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Schalke escribe historia en Milán

Contra todos los pronósticos, incluso los propios, el Schalke logró un histórico triunfo 5-2 en Italia ante el actual campeón de la Champions League, Inter Milán; su paso a la semifinal del torneo ya no es sólo un sueño.

default

Raúl, ¡enorme!

El Inter, que venía de ser el “terror” de los equipos alemanes en la Champions League tras derrotar al Bayern en la final del 2010, eliminarlo de la actual versión de la competencia en octavos de final, y también dejar en el camino al Bremen en la fase de grupos, recibió al Schalke en condición de favorito y como tal ya ganaba 1-0 pasados apenas 25 segundos del partido, lo que no hacia presagiar que terminaría arrollado por un rival que lo desarticuló por completo.

Flash-Galerie Ralf Rangnick

Ralf Rangnick hizo un buen planteamiento táctico.

Mucho más que lo esperado

El Schalke llegó a Milán con una meta, la de no perder; analistas y expertos en cambio se preguntaban ¿por cuánto va a ganar el Inter? Por ello no sorprende que la prensa alemana se haya desbordado en elogios para un club que alcanzó mucho más de lo esperado: “Schalke consigue un milagro en Milán” ( Der Westen); “5-2 en la locura Inter – Schalke” ( Bild); “Schalke humilla al Inter en su propio estadio ( Die Welt); “Gala del Schalke en la Champions League” ( Berliner Zeitung); “Schalke arrolla al Inter en un partido loco” ( Spiegel).

El impacto en el mundo del fútbol alemán de la inesperada pero contundente victoria del Schalke ante el Inter fue tan grande que la cadena de televisión encargada de la transmisión del partido (Sat1) extendió su programa por más de una hora de lo habitual con el legendario Franz Beckenbauer como comentarista. La máxima estrella en la historia del balompié en Alemania no cesó de repetir cuan “increíble” fue el triunfo obtenido por el subcampeón de la Bundesliga de la temporada anterior y actual 10° en la clasificación.

Ganó el planteamiento táctico

Una de las razones de mayor peso por las cuales se le daban al Schalke pocas opciones de ganar, incluso de empatar, era la ausencia de varios de sus más importantes jugadores: el principal recuperador de balones en el medio Peer Kluge, el goleador holandés Klaas-Jan Huntelaar y el defensa central Christoph Metzelder.

El nuevo entrenador Ralf Rangnick, quien apenas completa dos partidos al frente del equipo, se presentó con un planteamiento atrevido confiándole a dos jugadores de apenas 19 años tareas importantes: Kyriakos Papadopoulus como volante de contención y Joel Matip como defensor central. El dúo le trajo suerte al Schalke pues entre los dos (el primero cabeceando y el segundo rematando a puerta) consiguieron el primer gol alemán que significaría el 1-1 transitorio.

Flash-Galerie Trainer Leonardo

Leonardo se tambalea como técnico del Inter.

Pero Rangnick, cuya firma se vio en la disciplina táctica de los jugadores en la cancha, no sólo arriesgó con los juveniles sino también con el posicionamiento del brasilero Edú como principal atacante apretando la salida de los defensores italianos. Otro acierto del entrenador pues Edú sería el encargado de conseguir el segundo empate parcial del Schalke (2-2) y redondear el marcador final anotando el quinto gol alemán.

Raúl otra vez figura

Las estrellas de la noche, sin embargo, serían otra vez los acostumbrados: el arquero de la selección alemana Manuel Neuer, quien en los momentos más críticos del partido, cuando éste estaba empatado, salvó con sus atajadas la valla del Schalke; y el español Raúl, presente en todas las jugadas de ataque de su equipo, muy activo en las labores de defensa, y autor del tercer tanto que le cambió el rumbo al juego en Milán.

Pero tal vez el descubrimiento más significativo en el estadio del Inter fue el rendimiento de Alexander Baumjohann, un volante creativo considerado desde hace mucho años como un talento excepcional que sin embargo mientras Felix Magath fue entrenador en Schalke no tuvo la oportunidad de formar en el primer plantel, a donde fue convocado nuevamente por Ralf Rangnick, quien acertadamente lo puso como titular. Baumjohann fue el motor de la mayor parte de las acciones ofensivas sin descuidar sus labores de contención en la zona medular.

Con un pie en la semifinal

Pese a que en el Schalke reina la prudencia y todos los jugadores se negaron a hablar de un paso seguro a semifinales porque “todavía falta el partido de vuelta”, lo cierto es que el club alemán ya puede ir reservando tiquetes con rumbo a Inglaterra, de donde vendrá su próximo rival en la Champions League: Manchester United o Chelsea.

Las opciones del Inter en el estadio del Schalke la próxima semana son mínimas pues para remontar el marcador adverso de Milán debe anotar 4 goles y no recibir ninguno, algo casi imposible para la defensa italiana que estadísticamente es la peor de todas las que aún compiten en la Champions League.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Enrique López

DW recomienda