1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Schäuble: Alemania solo se atiene a las reglas presupuestarias europeas

El Bundestag aprobó el primer presupuesto fiscal desde 1969 que no prevé contraer nuevas deudas. El ministro alemán de Hacienda, Wolfgang Schäuble, habló con la emisora DLF sobre este tema y los problemas de los vecinos.

DLF: La economía marcha, la tasa de desempleo va en descenso y los intereses a pagar por la deuda son bajos. ¿Cuánto de suerte hubo en este presupuesto equilibrado?

Schäuble: Hemos practicado una política financiera responsable. Ya habíamos previsto desde hace tiempo que podíamos lograrlo, si la economía marcha bien y tenemos disciplina. Esa es la condición. Lo habíamos prometido antes de las elecciones y ahora cumplimos. El entorno económico se enturbió un tanto, pero nuestra economía está en buenas condiciones. Eso también es consecuencia de una política financiera responsable.

Lo determinante es que, de este modo, asumimos nuestra responsabilidad por las futuras generaciones y hacemos un aporte al crecimiento sostenible. Se trata, sobre todo, de un compromiso que nos autoimponemos. Despachar hoy el presupuesto es una cosa. Atenerse a él es un compromiso y con esa vara seremos medidos. Eso será lo más arduo.

¿Cuál es el mayor peligro para que este presupuesto y los sucesivos se mantengan en equilibro?

En primer lugar, los deseos de la gente son siempre mayores que las posibilidades del Estado de satisfacerlos. Es lo normal. En un estado social, siempre hay que sopesar cuidadosamente los diversos intereses. Más allá de lo anterior, una cosa es clara: si ocurre algo terrible –que esperamos que no suceda- si empeora notablemente la economía en otros lugares del mundo o aquí, por la razón que fuere, naturalmente la situación sería diferente. Eso es siempre así.

Miremos más allá de las fronteras, porque la evolución económica y los déficits de otros países europeos también afectan directamente a la economía de Alemania. ¿Qué le parece el anuncio que hizo hoy el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en el periódico “Süddeutsche Zeitung”, en cuanto a que no se propone por ahora aplicar sanciones contra quienes sobrepasen el límite de déficit, como Italia o Francia?

Bueno, en la Unión Europea tenemos un procedimiento ordenado. Los Estados miembros hacen llegar sus presupuestos. Luego, la Comisión se pronuncia y, sobre la base de ese pronunciamiento, los ministros de Finanzas discutimos en el eurogrupo y el Consejo de Ministros. Es lo que haremos en la semana subsiguiente y allí analizaremos cómo evalúa la Comisión los presupuestos de todos los países. Los debates previos no nos reportan mucho. Sabemos que algunos de nuestros principales socios están de momento en una situación más difícil que la nuestra y sabemos que tenemos una responsabilidad conjunta, que tenemos que practicar la solidaridad.

Todos tenemos que velar por atenernos a las reglas europeas y asumir juntos la responsabilidad por incrementar el crecimiento y por combatir el desempleo, especialmente el juvenil, allí donde es demasiado alto.

¿Pero no podría ser interpretado, especialmente en París, como una debilidad de Juncker, en vista de que Francia sobrepasa desde hace años el límite de déficit y a todas luces puede continuar haciéndolo?

Jean-Claude Juncker apuesta por la inversión.

Jean-Claude Juncker apuesta por la inversión.

No sirve de nada sostener esas discusiones públicamente, antes de habernos reunido y analizado la situación. Estamos en contacto permanente. Por lo demás, así lo prevé el reglamento europeo. La meta es velar porque todos mantengamos los compromisos conjuntos, en cuanto a más reformas estructurales, crecimiento sostenido y presupuestos sustentables. Tenemos que encontrar juntos el mejor camino.

Juncker también apuesta con fuerza por su programa de inversiones y un estímulo financiero inicial de 20 mil millones de euros, que habrían de potenciarse. En Alemania, voces críticas le reprochan a usted descuidar inversiones necesarias para aferrarse al equilibrio presupuestario.

Pero justamente ayer, el presidente del Banco Central Europeo dijo que Alemania hace lo correcto. Todos los expertos de Alemania dicen que esta política financiera es correcta. Hay que observar con precisión la situación de cada país. Por lo demás, en relación con nuestro PIB, nosotros seguimos teniendo una deuda total de casi el 75 por ciento, que en los próximos años tenemos que reducir al 60 por ciento. En consecuencia, no estamos haciendo otra cosa que atenernos a las reglas europeas. Y esa es la condición para que podamos abogar ante otros para que también se atengan a esas reglas europeas en la medida de sus posibilidades.