1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sarkozy propone centros de "desradicalización" y retirada de nacionalidad

El expresidente francés y líder del partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP), Nicolas Sarkozy, propuso crear centros de "desradicalización" para garantizar que los yihadistas que hayan cumplido su condena están preparados para vivir en sociedad. El ingreso en ese tipo de centros se produciría al término de su estancia en la cárcel, indicó Sarkozy en una entrevista concedida al canal de televisión "France 2", donde apostó también por la retirada de la nacionalidad francesa a aquellos terroristas con doble nacionalidad.

El exjefe de Estado abogó también por el encarcelamiento o la expulsión del país de los imanes que inciten al yihadismo o participen en actos terroristas, y subrayó que el islam "debe hacer un esfuerzo por integrarse": "Queremos un islam de Francia y no un islam en Francia", apuntó Sarkozy, para quien el clima de unidad nacional mostrado tras los recientes atentados que provocaron 17 víctimas mortales "no quiere decir que no se puedan hacer propuestas". Sarkozy consideró que lo sucedido "es de una gravedad extrema" y que la amenaza se mantiene al máximo nivel, y estimó que "no hay tiempo que perder".

El primer ministro, Manuel Valls, había anunciado hoy que en los los próximos tres años habrá 2.680 nuevos empleos en los diversos servicios que luchan contra el terrorismo y que "la primera urgencia" será "reforzar los medios humanos y técnicos" de los servicios secretos, que tendrán 1.400 efectivos suplementarios. Pero Sarkozy destacó que ese margen temporal es demasiado amplio y propuso restablecer las horas suplementarias en la policía y servicios secretos, lo que permitiría, en su opinión, disponer del equivalente de "4.000 puestos suplementarios en la policía" de forma inmediata.

El expresidente (2007-2012) abogó además por facilitar las escuchas para que la lucha contra el terrorismo gane en eficacia e insistió en la necesidad de responder "a la crisis de autoridad en la escuela con medidas fuertes y un arsenal de sanciones". Sarkozy sostuvo que en los últimos dos años el número de yihadistas en Francia ha pasado "desde algunos hasta centenares" y pidió a la clase política "estar a la altura de este desafío considerable y de la complejidad de la respuesta". Asimismo, dijo estar "consternado" por el hecho de que Valls afirmara que en el país hay un "apartheid social, territorial y étnico", y calificó de error utilizar ese término para describir la situación (EFE).