Santos y liberación de rehenes: “Procedimiento está en marcha” | América Latina | DW | 20.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos y liberación de rehenes: “Procedimiento está en marcha”

El presidente de Colombia confirmó que la operación entre las FARC y el gobierno para entregar al general Alzate y sus acompañantes ya comenzó.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó este jueves (20.11.2014) que la operación para liberar al general Rubén Darío Alzate y a sus dos acompañantes, la abogada Gloria Urrego y el cabo Jorge Rodríguez, además de otros dos militares en manos de las FARC, ya comenzó. La prensa especula que los secuestrados podrían volver a sus hogares entre el sábado y el lunes, tras cumplirse un protocolo preestablecido.

“El procedimiento está en marcha. Apenas aparezcan libres los secuestrados que están en manos de las FARC, apenas los vea libres, voy a dar las instrucciones para que los negociadores regresen a La Habana y continúen, ojalá a buen ritmo, las negociaciones para poder culminar este proceso a la mayor brevedad posible”, dijo Santos al finalizar un encuentro con líderes indígenas.

Tras el anuncio oficial, el gobierno de Santos y las FARC firmarían un protocolo de liberación. Inmediatamente, el presidente daría la orden de cesar las operaciones militares en la zona acordada para la entrega de los rehenes, que se produciría entre 18 y 36 horas después de la firma del protocolo. En el operativo habrá representantes de Cuba y Noruega, que son los países garantes de los diálogos de paz en La Habana.

Cruz Roja está lista

En la entrega también colaborará, como ya es habitual en esto casos, el Comité Internacional de Cruz Roja. Su portavoz, Patricia Rey, señaló que “podemos confirmar que hemos empezado a trabajar, tenemos toda la logística en funcionamiento para que estas personas puedan volver cuanto antes a sus hogares”. El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, abandonó el departamento de Chocó, donde se realizaba un operativo militar para liberar a los capturados, apenas se conoció del acuerdo entre las FARC y el Ejecutivo.

Alzate y sus dos acompañantes violaron los protocolos de seguridad al internarse en una zona de conflicto sin escolta, vestidos de civil y sin armas. Allí fueron sorprendidos por miembros del Frente 34 de las FARC. Una vez confirmado el secuestro, el presidente Santos ordenó suspender las conversaciones de paz, en la crisis más grave que ha sufrido el diálogo desde que comenzó, a fines de 2012.

DZC (El Tiempo, El Espectador, Europa Press)