Santos: Cuba no será invitada a la Cumbre de las Américas | América Latina | DW | 08.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos: Cuba no será invitada a la Cumbre de las Américas

La visita del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a La Habana, no sirvió para alcanzar un "consenso". Sin embargo, no se descarta la presencia del mandatario venezolano Hugo Chávez.

Colombia's President Juan Manuel Santos speaks during a press conference in Bogota, Colombia, Wednesday, Dec. 29, 2010. Santos confirmed that Colombian drug lord and former paramilitary leader Pedro Guerrero Castillo, known in Spanish as Cuchillo, Knife, was killed during operations that began on Dec. 24 at the southern Colombian provinces of Meta and Guaviare. (AP Photo/William Fernando Martinez)

Juan Manuel Santos Kolumbien Tod des Drogenbosses Guerrero

Colombia no invitará finalmente a Cuba a la próxima Cumbre de las Américas, como exigían los países del ALBA. Tras reunirse en La Habana con su homólogo Raúl Castro, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, desestimó hoy la invitación a Cuba al encuentro del que es anfitrión por la falta de "consenso".

"Como hemos dicho desde un principio, este es un tema que requiere de un consenso, que infortunadamente no hemos podido encontrar", dijo Santos tras un viaje relámpago a La Habana, en el que intentó zanjar el debate que se había convertido en un tema espinoso para Colombia en las últimas semanas.

"Le he manifestado al señor presidente Castro que apreciamos su deseo de ser parte de esta reunión, pero que en estas circunstancias (...) es muy difícil poder extenderle una invitación", dijo Santos después de una reunión de cuatro horas con Raúl Castro.

La controversia con los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) escaló después de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, propusiera hace algunas semanas que el bloque boicotee el encuentro regional en Cartagena de Indias si no se invitaba a La Habana.

Aunque el ALBA evitó hablar de boicot tras una reunión de sus cancilleres en la capital cubana, el grupo liderado por Venezuela mantuvo su exigencia de La Habana participe en la cumbre del 14 y el 15 de abril.

Cuba ha sido en las últimas décadas la gran ausente de los foros hemisféricos en los que participa Estados Unidos. Washington se oponía también esta vez a que La Habana sea invitada a Cartagena.

Estados Unidos, enemistado con Cuba desde hace más de medio siglo, insistía en que al foro regional sólo deben existir líderes "elegidos democráticamente". Washington es uno de los principales aliados internacionales de Bogotá.

El debate puso en aprietos al gobierno colombiano, que abrió un diálogo con varios países del hemisferio. Se trataba de evitar el posible boicot del ALBA, no dañar sus buenas relaciones con Estados Unidos ni con Venezuela, ni desairar a La Habana.

La ministra de Exteriores colombiana, María Ángela Holguín, viajó a comienzos de febrero a Cuba para intentar buscar una solución. Santos viajó hoy finalmente a la capital cubana, donde también se reunió con su homólogo venezolano, Hugo Chávez. El colombiano es el primer presidente de su país que visita la isla en 13 años.

La visita, lamentó Santos en el aeropuerto al dejar La Habana, no sirvió para alcanzar un "consenso". Al mismo tiempo, aseguró que Castro había mostrado comprensión por la posición de Colombia.

"Le agradecemos su comprensión y además su manifestación generosa de no querer crear un problema ni para la cumbre ni para Colombia", dijo Santos. En las reuniones participaron también ambos cancilleres, la colombiana Holguín y el cubano Bruno Rodríguez.

El presidente colombiano abogó asimismo por que la situación de Cuba y su participación en foros regionales sea discutida "de manera constructiva" en el futuro.

"Este tema es un tema que lleva muchos años sin solucionarse, y por eso hacemos votos para que esta incómoda situación no se repita en el caso de la próxima Cumbre que se celebraría en Panamá.

Holguín señaló por su parte que se reunirá con sus homólogos del ALBA, sobre todo con el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño. "Quedamos en que yo mañana hablaba con mis colegas, especialmente con el canciller del Ecuador", señaló respecto a los próximos pasos que dará Bogotá.

Santos aseguró además que su homólogo venezolano, Hugo Chávez, intentará estar en la cumbre de Cartagena si su salud se lo permite.

"El presidente Chávez me manifestó que en la medida en que su salud se lo permitiera estaría muy interesado en estar presente en Cartagena", señaló tras reunirse con Chávez en La Habana, donde el venezolano se recupera de una nueva operación por el cáncer que padece en la zona abdominal.

A su llegada a la capital cubana, Santos había evitado ya hablar sobre una posible invitación y aludió al debate surgido semanas atrás únicamente como "el tema de Cuba", una formulación que ya había utilizado previamente en Colombia.

Analistas en medios colombianos especulaban antes con la posibilidad de que Santos intentara convencer a Castro y a Chávez de que La Habana debía desistir de participar en la Cumbre de las Américas.

Así, el colombiano podría mantener las buenas relaciones actuales con Caracas, mientras evitaría un desaire frente a Washington.

Además de su reunión con Castro, Santos se reunió con Chávez en el hospital para tratar asuntos bilaterales pendientes.

Ambas partes dieron "luz verde" al acuerdo comercial bilateral entre Caracas y Bogotá, dijo Santos en el aeropuerto internacional José Martí al dejar La Habana tras una visita de unas ocho horas.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda