1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos aprovecha su visita a México para destacar los avances en el proceso de paz

El presidente colombiano ordena redoblar la ofensiva contra el ELN, mientras anuncia que las FARC, con las que se ha llegado a un acuerdo para el desminado del país, colaborarán en la lucha contra el narcotráfico.

"Nunca en nuestra historia las relaciones entre Colombia y México estuvieron tan bien". El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, agradeció con estas palabras su recepción este viernes (08.05.2015) en el Senado mexicano en la sesión solemne con la que comenzó su breve visita de Estado a México, que incluye una reunión con su homólogo Enrique Peña Nieto y durante la cual establecerán una "asociación estratégica" entre ambos países. Ambos mandatarios intercambiaron altas distinciones de sus respectivos Estados.

Interrogado por la prensa de su país, Santos, recordó que ha dado orden de redoblar la ofensiva militar contra el Ejército de Liberación Nacional (ELN). "La orden impartida al ministro de Defensa (Juan Carlos Pinzón), a los comandantes (de las Fuerzas Militares), es arreciar contra el ELN (...) Vamos a redoblar los esfuerzos en contra de esa organización criminal", añadió. "Le estamos diciendo al ELN que siente unas condiciones aceptables para el pueblo colombiano, para negociar un acuerdo de paz", señaló el jefe de Estado.

Santos defendió en el Congreso mexicano el proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el que hoy mismo se ha cerrado una ronda negociadora con el anuncio de una "hoja de ruta" para el desminado del país. Humberto de la Calle, responsable del Gobierno colombiano en las conversaciones de paz de La Habana, explicó que "el inicio efectivo de las operaciones tendrá lugar en los próximos días". "Es la primera y más importante medida conjunta para desescalar el conflicto", destacó De la Calle.

Santos destacó que las FARC se han comprometido a desvincularse del narcotráfico y a colaborar en la destrucción de sus laboratorios y la localización de sus canales de distribución.

LGC (EFE / dpa)