1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Salomónico pronunciamiento de La Haya

La ponderada sentencia dictada por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ante la disputa limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua fue aplaudida por ambas partes, que destacan aspectos diferentes del fallo.

default

El representante nicaragüense, Carlos Jose Argüello, y su equipo, en La Haya.

El fallo emitido en La Haya en respuesta a medidas cautelares solicitadas en octubre pasado por Costa Rica fue recibido con reacciones de "triunfo" en Managua, y de "satisfacción" por parte de las autoridades de San José.

El gobierno de Daniel Ortega, a través de su representante ante la CIJ, Carlos Argüello, y su vicecanciller, Valdrac Jaenstchke, puso énfasis en lo que consideró "la parte fundamental" del veredicto: el hecho de que la Corte desechara el pedido de suspender el proceso de dragado del río San Juan que Nicaragua inició el año pasado.

"Es una gran victoria", exclamó el abogado Argüello, mientras el ex canciller sandinista Miguel D'Escoto, actual asesor de Ortega para asuntos externos, celebró "este nuevo triunfo de Nicaragua en el máximo tribunal mundial".

Cada uno a lo suyo

Los voceros de Ortega minimizaron así el pedido de la CIJ a las partes, para evitar una escalada del conflicto, de "abstenerse" de estacionar efectivos de seguridad en la disputada isla Portillo, incluida la zona del Caño, en el fronterizo sector del río San Juan. Argüello adujo que tal petición no afecta a Nicaragua pues este país ya había retirado todos sus militares del área hace más de un mes, cuando concluyó la limpieza del Caño.

Europäischer Gerichtshof Nicaragua Costa Rica

El ministro de RR.EE. de Costa Rica, René Castro Salazar, y un miembro del equipo jurídico de su país, en La Haya.

En cambio, este fue el elemento más destacado por el gobierno de Laura Chinchilla, si bien la Corte hizo caso omiso a la denuncia de una supuesta "invasión militar" de Nicaragua en el área limítrofe. El canciller costarricense René Castro, que viajó a La Haya para escuchar in situ la sentencia, se dijo "satisfecho" por la decisión del tribunal, que consideró sienta un precedente para otras naciones. Anunció que Costa Rica implementará de inmediato las directrices de la CIJ e instó a que Nicaragua lo haga también "de buena fe".

El conflicto actual inició en octubre pasado, cuando Nicaragua comenzó a dragar el San Juan y Costa Rica denunció supuestos daños ecológicos a varios de sus ríos limítrofes y a sus humedales.

Positivo para la región

El tono "salomónico" y conciliador del veredicto permitió que los dos gobiernos lo interpretaran como "un freno" a los intereses de su respectivo oponente en la zona fronteriza, que desde hace más de dos siglos ha sido objeto de disputas y litigios.

Pero más lejos de la euforia, el jurista nicaragüense Mauricio Herdocia, experto en temas territoriales, opinó que la sentencia favorece a toda la región centroamericana porque abre las puertas a la reactivación de la comisión binacional, suspendida hace años. En dicha comisión se abordarían aspectos limítrofes y en especial la propuesta de Nicaragua de concluir el amojonamiento (demarcación) de la frontera común, para evitar nuevas disputas territoriales.

"Más allá de ver quién es el triunfador, hay que decir que no sólo Nicaragua y Costa Rica salieron ganando con este fallo, sino toda Centroamérica, por lo que ambos Estados deberían encapsular el conflicto y avanzar en una nueva relación", resaltó Herdocia. (dpa)

DW recomienda