1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sale de la cárcel líder histórico de la independencia vasca

El histórico líder independentista vasco Arnaldo Otegi salió hoy de una cárcel del norte de España luego una condena de seis años y medio, convertido en la esperanza de la izquierda secesionista en la era post-ETA.

Arnaldo Otegi.

Arnaldo Otegi.

Se espera que Otegi, de 57 años, sea el candidato de la llamada "izquierda abertzale" en las elecciones regionales que el País Vasco celebrará en octubre.

El líder separatista salió de la cárcel con el puño en alto. Lo recibieron dos centenares de personas agitando banderas vascas al grito de "¡Independencia!". Fue el primer homenaje de los previstos esta semana para celebrar su salida de prisión. El más importante será el sábado en San Sebastián, donde hace 11 años defendió un proceso de paz.

La Justicia ordenó a las fuerzas de seguridad que vigilen los actos por si se comete apología del terrorismo, pero rechazó prohibirlos como pidió la Delegación del Gobierno español en el País Vasco.

"Aún más independentistas"

"Nos encarcelaron como independentistas y salimos siéndolo aún más", dijo Otegi al dejar la cárcel. Fue condenado en 2009 por haber intentado ayudar a ETA reconstruyendo Batasuna, uno de los sucesivos partidos ilegalizados por la Justicia española por ejercer como brazo político del grupo armado.

Una multitud recibe a Otegi al salir de la cárcel de Logroño.

Una multitud recibe a Otegi al salir de la cárcel de Logroño.

Los hechos desmostraron, a posteriori, que esa reorganización se hacía para promover el final del terrorismo. En octubre de 2011, ETA anunció el cese definitivo de la violencia. Se estima importante el papel que jugó Otegi, que en 2006 había tomado ya parte en el fallido proceso de diálogo que el socialista José Luis Rodríguez Zapatero inició con la organización armada.

Estando en prisión fue nombrado secretario general de Sortu (nacer en vasco), partido de la izquierda independentista radical vasca que rechazó la violencia de ETA. Sobre él pesa una inhabilitación para ocupar cargos públicos hasta el año 2021. Sin embargo, se estima que se presentará a las elecciones vascas aprovechando un resquicio legal.

En contra de lo que exige el Código Penal, la sentencia no especificó los cargos para los que quedó inhabilitado y existe el precedente de un parlamentario abertzale que pudo continuar en su puesto en un hecho similar.

CP (dpa, efe, rtr)

DW recomienda