1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Saldando cuentas

Libia prometió luchar contra el terrorismo, indemnizar a las víctimas del atentado del vuelo 103 de la aerolínea PanAm en 1988 y también a las víctimas del ataque contra la discoteca berlinesa "La Belle" en 1986.

default

Fotos de los restos de la discoteca La Belle, después de una ataque con bomba el 5 de abril de 1986.

Han pasado 17 años desde que se cometiera el ataque con bomba en contra de la discoteca berlinesa "La Belle". El gobierno libio ha reforzado su intensión de indemnizar a las víctimas del atentado cometido en 1986. Según un artículo publicado por el semanario Der Spiegel, el gobierno libio había declarado su disposición a indemnizar a las víctimas ya hace meses.

El gobierno alemán insiste en la indemnización. Un grupo de abogados que representa a 67 de las víctimas no estadounidenses, colabora con expertos del Ministerio de Exteriores alemán para agilizar los trámites. Se demanda un promedio de 500.000 euros para cada una de las víctimas. El dinero se invertirá en un fondo y luego se decidirá cuánto se entregará a las víctimas, dependiendo de la gravedad de las lesiones sufridas. Los abogados se muestran optimistas y creen que se podrá concretar el pago de indemnización todavía en el 2003.

En el atentado perpetuado en 1986 contra la discoteca frecuentada especialmente por soldados estadounidenses, murieron tres personas y más de 200 resultaron heridas. El Tribunal de Berlín responsabilizó a los servicios secretos libios del atentado en su fallo de noviembre del 2001.

¿Levantarán sanciones?

Las posibilidades de que Libia logre poner un punto final con el pago de indemnizaciones a este capítulo de su historia son grades. El gobierno de Trípoli asumió el 15 de agosto las responsabilidad por las acciones de sus funcionarios en el atentado con bomba contra el vuelo 103 del avión de Pan Am cuando volaba sobre el poblado escocés de Lockerbie matando a 270 personas.

En una carta enviada al Consejo de Seguridad, Libia se comprometió a cooperar en la lucha internacional contra el terrorismo y prometió no involucrarse en ningún acto de terrorismo. Asimismo se compromete a cooperar con toda investigación criminalista futura sobre el atentado de Pan Am y a pagar una compensación hasta un total de 2.700 millones de dólares, o hasta 10 millones para cada una de las familias de las víctimas.

En respuesta al pago de indemnización, Estados Unidos y Gran Bretaña dicen que presionarán al Consejo de Seguridad para que levante las sanciones impuestas a Libia en 1992.

¿Se interpondrá Francia?

Francia podría interponerse al levantamiento de las sanciones en un esfuerzo para extraer más compensación de Libia por derribar en 1989 el vuelo 772 de UTA, una aerolínea francesa, sobre Níger.

El gobierno francés ha seguido de cerca las negociaciones que han mantenido en las últimas semanas Libia, EE.UU y Gran Bretaña. Francia amenaza a Libia con bloquear el levantamiento de las sanciones si el Gobierno de Típoli no mejora las compensaciones para las víctimas del avión de pasajeros francés. Libia pagó a las familias de esas 170 personas una compensación de entre 3.380 a 33.780 dólares, lo que se sitúa muy por debajo de lo que han percibido los familiares de las víctimas de Lockerbie.

DW recomienda