1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ruta de los Balcanes: “Falta más solidaridad y coordinación”

Países como Macedonia se sienten abrumados por la gran afluencia de refugiados, dice la líder del partido Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt.

Refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia.

Refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia.

DW: Usted se encuentra actualmente en Macedonia, uno de los países más pobres de Europa. ¿Cómo enfrentan los países balcánicos la llegada de tantos refugiados?

Göring-Eckardt: Por un lado, hay enormes esfuerzos por parte de los voluntarios y cooperantes. Por otro, Macedonia está ocupada con sus propios problemas. La crisis de los refugiados no es abordada por la política interna, en este momento. Las organizaciones humanitarias se quejan de que hay muy poca coordinación y de que falta apoyo del Gobierno, al que no parece importarle la situación.

La UE busca que los países de los Balcanes frenen el paso de los refugiados. ¿Qué tan factible es eso?

La cuestión esencial es cómo garantizar que las personas no tengan que caminar entre el lodo, que no tengan que dormir a la intemperie y que se les suministren alimentos y cobijo. Además, el registro de cada persona debe hacerse coordinadamente. He oído que algunos se registran varias veces y en diferentes lugares; primero en Grecia, luego en Macedonia, y después en Serbia. Se necesita más coordinación y cooperación. No tiene sentido que los refugiados tengan que esperar horas y horas para recibir documentos que tienen que volver a sacar uno o dos días más tarde.

Usted ha hablado con el ministro macedonio de Asuntos Europeos, Fatmir Besimi. ¿Cree que los macedonios están recibiendo la ayuda necesaria por parte de Bruselas o Berlín?

El ministro para Asuntos Europeos dice que podría haber más apoyo. No sólo en lo que respecta a la situación humanitaria, sino también en términos de coordinación. Un país tan pequeño como Macedonia, que tiene que manejar el paso de miles de personas cada día, no podrá lograrlo solo.

El domingo pasado, los países de la Ruta de los Balcanes fueron invitados a una reunión en Bruselas. El resultado: más guardias fronterizos de la UE. ¿Es esta la solución correcta?

Allí ya hay guardias alemanes en las fronteras que supuestamente apoyan a los agentes macedonios. Pero no sabemos realmente qué están haciendo. La seguridad en las fronteras no es el problema. Eso no va a resolver nada. Eso es una idea de la vieja política aislacionista. La presencia de la agencia de protección de fronteras Frontex provocó que miles de personas se ahogaran en el Mar Mediterráneo. Para más tarde decir que teníamos que tratar de salvarlos. El flujo de refugiados solo se detiene combatiendo las causas que los obligan a abandonar sus países.

También habitantes de Macedonia buscan asilo en Europa occidental. Sin embargo, el Gobierno alemán clasifica el país como país de origen seguro. ¿Comparte esta evaluación?

Es primordial generar perspectivas para que la gente no abandone su país. Aunque Macedonia es un país donde hay menos discriminación contra los gitanos, por ejemplo. La tarea prioritaria debe ser ofrecer educación e integración para que las personas tengan una perspectiva laboral.

Katrin Göring-Eckardt es una de los dos jefes de la bancada de la Alianza 90 /Los Verdes en el Parlamento alemán.

DW recomienda