Rusia niega concentración de tropas en la frontera con Ucrania | El Mundo | DW | 06.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia niega concentración de tropas en la frontera con Ucrania

"Las acusaciones formuladas recientemente por Estados Unidos y la OTAN suponen un engaño de la opinión mundial", afirmó el Ministerio de Defensa en Moscú, según la agencia de noticias Interfax.

Rusia rechazó hoy tajantemente que esté concentrando masivamente tropas en la frontera con Ucrania. "Nos dan pena los portavoces de prensa que una y otra vez se ven obligados a formular tales acusaciones", dijo el teniente general Igor Konashenkov. El alto mando militar ruso aseguró que las acusaciones dirigidas contra Rusia "explotarán como pompas de jabón".

La versión de la OTAN

Previamente, en Bruselas, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) acusó a Rusia de estar creando una "situación peligrosa" con el reforzamiento de su presencia militar en la frontera. "Rusia ha reunido a unos 20.000 hombres listos para el combate en la frontera oriental de Ucrania”, afirmó en un comunicado la portavoz Oana Lungescu.

El despliegue militar ruso en la frontera contribuye a la escalada de la situación y "socava los esfuerzos que se realizan para buscar una solución diplomática a la crisis", advirtió la portavoz.

Tensión en Donetsk

Entretanto, al menos tres civiles murieron hoy en ataques de la Fuerza Aérea ucraniana contra posiciones de los separatistas prorrusos cerca del centro de Donetsk, según informó la agencia de noticias Interfax, citando al ayuntamiento de esta ciudad del este de Ucrania.

Ukraine Donezk 05.08.2014

Un refugio en Donetsk.

"El asalto (ucraniano) es inminente, pero estamos bien preparados", aseguró el dirigente separatista Serguei Kavtaradze. Varias mujeres y niños van a abandonar Donetsk a través de un corredor para refugiados, agregó. El mando militar en Kiev aseguró, sin embargo, que no hay planes para lanzar una ofensiva contra la ciudad.

Rusia, entre tanto, acusó nuevamente al gobierno de Kiev de atacar a la población civil del este de Ucrania con bombas de fósforo. "Un análisis de tierra ha demostrado que el ejército (ucraniano) ha utilizado esas armas incendiarias, que están prohibidas", dijo en Moscú Vladimir Markin, portavoz del equipo de investigación. Markin calificó el uso de bombas de fósforo como un "crimen de guerra", que viola la Convención de Ginebra de 1949. El gobierno ucraniano ha desmentido reiteradas veces estas acusaciones rusas tachándolas de "difamación".

er (dpa, Reuters)

DW recomienda