1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia envía modernos misiles antibuque a Siria

Haciendo oídos sordos a la solicitud de otros países, Moscú sigue pertrechando de armas al régimen de Bashar al-Assad.

El Gobierno de Barack Obama acusó este viernes (17.05.2013) a Moscú de proveer modernos misiles antibuque a Siria, contrariando las solicitudes del resto de la comunidad internacional en el sentido de no seguir entregando pertrechos al régimen de Bashar al-Assad, que se enfrenta a una guerra civil provocada por un alzamiento popular.

El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, criticó lo que él llamó como “una decisión desafortunada que solo ayuda a envalentonar al régimen y prolongar el sufrimiento. Es inoportuno”. Sus declaraciones se conocieron poco después que el periódico New York Times publicara que Rusia había entregado recientemente una versión avanzada de los misiles Yahkont a Siria.

La transferencia de armamento de Rusia puede intensificar la presión de algunos legisladores en el Congreso para que Estados Unidos aumente su rol en Siria, en especial luego de que el Gobierno del presidente Barack Obama reconociera que informes preliminares sugieren que las fuerzas de Assad usaron armas químicas contra los rebeldes.

Misiles poderosos

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, también invitó a Rusia a reconsiderar su ayuda militar, diciendo que tanto Estados Unidos como Rusia habían acordado ayudar a estabilizar Siria tras más de dos años de guerra civil, pero que esta ayuda militar rusa solo hace que todo se vuelva más peligrosos.

“Lo que no queremos que suceda, lo que los rusos no quieren que suceda, es que Siria explote hasta el punto de desencadenar una guerra regional en Medio Oriente”, dijo Hagel. El senador Robert Menendez, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores, dijo que “podemos mirar desde lejos mientras la balanza se inclina a favor de Assad o proteger los intereses nacionales de Estados Unidos apoyando a la oposición armada”.

Los misiles anti buque vendidos por Rusia son diseñados para mantener a los barcos hostiles fuera de las aguas territoriales de Siria, vuelan a unas 2,5 veces la velocidad del sonido, tienen un alcance de unos 300 kilómetros y cargan 200 kilos en explosivos, según el editor jefe de IHS Jane's International Defense Review, Nick Brown.

“Son difíciles de detectar y todavía más difíciles de derribar o desviar, por lo que son una herramienta poderosa para mantener a los buques de guerra lejos de las costas sirias”, dijo.

DZC (Reuters, AP)

DW recomienda