1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Rousseff acusa a la oposición de querer adelantar las elecciones en Brasil

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, responsabilizó a la oposición de la crisis política y la acusó de no haber aceptado su derrota en las elecciones del 2014 y de querer adelantar las próximas previstas en 2018.

"Brasil está pasando por un momento de dificultades", declaró este lunes (07.03.2016) la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, un acto en el que entregó 2.400 viviendas populares en el estado de Río Grande do Sul. "Una parte de ese momento es debido a la crisis política sistemática que provocan aquellos que perdieron las elecciones y no se conforman", agregó.

Rousseff, reelegida en 2014 en unos reñidos comicios en los que se impuso por tres puntos porcentuales al opositor Aécio Neves, dijo que sus adversarios "tienen derecho a discrepar", pero "no pueden jugar en forma sistemática a la división del país".

Operación policial “innecesaria”

La presidenta brasileña volvió a describir como "innecesaria" la breve detención que sufrió el viernes su antecesor y mentor, Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue interrogado por los investigadores del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Según Rousseff, "no tenía ningún sentido llevarlo por la fuerza", ya que "acudió siempre que fue convocado" y se trata de una persona que "nunca se juzgó mejor que nadie".

También reiteró sus críticas a las "filtraciones ilegales", en referencia a los documentos sobre diversas investigaciones obtenidos por la prensa. En opinión de Rousseff, muchas veces las "acusaciones" filtradas "no son verdaderas, pero el impacto de lanzar barro a los otros ya ocurrió" y permanece.

La implicación de Lula en la investigación de corrupción dio más municiones a los rivales de la mandataria que buscan invalidar su reelección en el 2014.

El ex presidente brasileño está siendo investigado por supuesta ocultación de patrimonio y blanqueo de dinero, aunque ahora la justicia intenta determinar si también está incurso en el delito de enriquecimiento ilícito.

JAG (EFE, Reuters)

DW recomienda