1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Roma dice estar dispuesta a ayudar en misión de pacificación de Libia

El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Paolo Gentiloni, manifestó hoy que Roma está dispuesta a "asumir responsabilidad de primer nivel" en el control del alto el fuego y el adiestramiento militar en Libia.

Paolo Gentiloni, ministro italiano de RR. EE.

Paolo Gentiloni, ministro italiano de RR. EE.

Gentiloni dijo en la Cámara de Diputados que Italia "está dispuesta a asumir responsabilidad de primer nivel, a contribuir al control del alto el fuego, al mantenimiento de la paz, a trabajar en la rehabilitación de las infraestructuras y también a aportar formación militar "en un marco de la integración de las milicias en el Ejército regular, a curar las heridas de la guerra y a reanudar el amplio programa de cooperación suspendido el pasado verano".

Gentiloni aseguró que la "única solución" a la crisis en Libia "es política" y añadió: "Italia no quiere ni aventuras ni cruzadas, pero hace falta un cambio de ritmo porque el tiempo no es infinito".

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU

Las declaraciones del ministro italiano se producen antes de la reunión de urgencia en Nueva York del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para analizar la crisis generada por la presencia de grupos yihadistas en Libia.

El encuentro se celebrará en medio de los llamamientos de Egipto para que el máximo órgano de decisión de las Naciones Unidas apruebe una resolución que dé pie a la intervención de una coalición internacional para frenar a los grupos yihadistas en el país norteafricano. De esa reunión Italia, dijo Gentiloni, espera "la toma de conciencia (...) de la necesidad de redoblar los esfuerzos para favorecer el diálogo político".

La milicia islamista aprovechó las disputas por el poder en ese país para ganar terreno. Dos gobiernos con dos parlamentos se disputan el control del país, junto con una almalgama de milicias.

Un gobierno reconocido internacionalmente, fruto de las últimas elecciones, sesiona en Tobruk, en el este, al que le disputa el poder un ejecutivo dominado por los islamistas en la capital Trípoli. Desde la semana pasada las dos partes celebran por primera vez conversaciones de paz, pero los grupos yihadistas siguen aumentando el caso en la nación rica en crudo.

CP (efe, dpa)