1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rohani pide apertura al nuevo Parlamento

El presidente iraní solicita apoyo a sus políticas reformistas en la sesión inaugural de la Cámara, la primera con más mujeres que clérigos. Según el mandatario, el país necesita 50.000 millones de inversión extranjera.

"En las elecciones parlamentarias, los ciudadanos demostraron su madurez política y dejaron claro lo que quieren y también lo que no quieren", afirmó Hassan Rohani al término del acto de juramento de la nueva Cámara legislativa. El presidente iraní pidió al nuevo Parlamento en Teherán durante su sesión inaugural que apoye su política reformista y de apertura hacia el exterior.

El líder supremo Alí Jameneí, la más alta figura política y religiosa de la República Islámica, no estuvo presente en el acto, si bien envió un comunicado a los diputados en el que subrayó que las prioridades de los nuevos legisladores deberán ser impulsar "la economía de la resistencia" y defender "la cultura islámica".

El presidente Rohani aseguró que los electores quieren que Irán coopere con la comunidad internacional y señaló que Irán necesita esa cooperación para impulsar la economía tras el levantamiento de las sanciones impuestas a Teherán por su programa nuclear. Para el mandatario iraní, el país necesita, sobre todo ante los bajos precios del petróleo, hasta 50.000 millones de dólares (45.000 millones de euros) en inversiones extranjeras. "Para lograr este objetivo, el poder ejecutivo y el poder legislativo deben cooperar en vez de seguir enfrentándose", dijo el presidente.

Victoria reformista

En las elecciones del pasado mes de febrero, una coalición entre reformistas y conservadores moderados había puesto fin a 12 años de dominio de los políticos de línea dura en el Parlamento. De los 290 escaños de la Cámara, 121 diputados son de tendencia reformista o moderada (frente a los sólo nueve de la legislatura anterior); 83 corresponden a los conservadores "principalistas", y el resto son legisladores de listas independientes de muy variadas tendencias.

Hasta 18 mujeres, todas reformistas, entraron en la cámara como diputadas, el mayor número en la historia parlamentaria iraní, mientras que tan solo 16 clérigos chiíes, frente a los 27 del Parlamento saliente, fueron elegidos diputados en esta legislatura. Rohani espera el apoyo del nuevo Parlamento para poder implementar su política prooccidental y asegurar su reelección en junio de 2017.

Los diputados iraníes elegirán este domingo al nuevo presidente del Parlamento. Los candidatos son el líder de los conservadores moderados, Ali Lariyani, y el político reformista Mohammed-Resa Aref. Los dos apoyan a Rohani, pero Aref es más liberal que Lariyani.

LGC (dpa / EFE)


DW recomienda