1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rodea el FBI parque natural ocupado en Oregon

Cuatro personas siguen en el parque natural y no se encuentran en el edificio tomado por una milicia el pasado 2 de enero. El buró afirma que el operativo es para preservar la seguridad en la zona.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) rodeó las instalaciones del Gobierno dentro de un parque natural de Oregón (oeste de EE.UU.) que permanecen ocupadas desde hace más de un mes por una milicia armada, en un intento de lograr la salida de los cuatro milicianos que siguen en el refugio.

"El FBI ha tomado medidas para contener a los ocupantes que quedan al colocar agentes en barricadas inmediatamente delante y detrás del área donde los ocupantes están acampados. Las negociaciones entre los ocupantes y el FBI continúan. No ha habido disparos", indicó en un comunicado la división del FBI en Portland (Oregón).

Protesta armada

El sitio busca poner fin a una ocupación que comenzó el 2 de enero, cuando un grupo de milicianos armados tomaron un edificio de la reserva natural de Malheur como parte de una protesta surgida en apoyo a dos rancheros condenados por realizar quemas en un terreno rural del Gobierno sin permiso.

Pronto se les unieron personas de todo el país, pero el pasado 26 de enero, el líder de los milicianos, Ammon Bundy, fue detenido por agentes federales y pidió a sus seguidores que abandonasen el lugar.

Según el diario local "The Oregonian", solo cuatro personas siguen en el refugio, y ya no están en el edificio, sino acampados al aire libre: David Fry, de Ohio; Jeff Banta, de Elko (Nevada); y el matrimonio formado por Sean y Sandy Anderson, de Riggins (Idaho).

Ammon Bundy en imagen de archivo

Ammon Bundy en imagen de archivo

Michele Fiore, una legisladora estatal de Nevada que hace dos años apoyó al padre de los hermanos Bundy en una disputa con el Gobierno, se ofreció a actuar de negociadora entre los milicianos y el FBI para asegurar que el sitio se resuelva de forma pacífica, y sugirió a los ocupantes que abandonaran el refugio juntos.

"No les estoy pidiendo que se rindan", dijo Fiore a los ocupantes por teléfono mientras se dirigía al refugio en automóvil, un trayecto que le llevaría unas cuatro horas.

Cargos por amenazas

Sandy Anderson aseguró a Fiore que no abandonarían el refugio sin sus armas, mientras que su esposo reclamó que se retiraran los cargos que el Gobierno federal presentó la semana pasada contra los cuatro por supuestas "amenazas" a funcionarios gubernamentales.

Al cabo de un tiempo, Sean Anderson anunció una "concesión": que una vez saliera el sol el jueves, los cuatro abandonarían el refugio si se les permitía estar acompañados por Fiore y el evangelista cristiano Franklin Graham, y dijo que el FBI tenía que proponerles su propia "concesión".

Se cree que los cuatro milicianos pertenecen a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y a menudo interrumpían las negociaciones retransmitidas en directo para rezar.

La tensión ha crecido en el refugio desde hace dos semanas, cuando Lavoy Finicum, considerado el portavoz de la milicia, murió en un enfrentamiento con los agentes del FBI que los habían emboscado en una carretera a las afueras de Burns, la localidad de Oregón que ha sido el epicentro de la protesta.

El agente especial del FBI en Oregón, Greg Bretzing, explicó en el comunicado que decidió cercar el refugio porque "ha llegado un momento en el que es necesario tomar medidas de la forma que mejor garantice la seguridad de quienes se encuentran en el refugio, de los agentes en la zona, y de la gente que vive y trabaja en el área".

EL(efe, Reuters)

DW recomienda