Robots que ayudan en catástrofes | Ciencia y Ecología | DW | 24.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Robots que ayudan en catástrofes

Cuando se produce un accidente químico o nuclear y los bomberos ya no pueden actuar en la zona afectada, los robots podrían ser de gran ayuda. En Alemania se los está probando en un certamen científico.

Hace pocas semanas se produjo un escape de agua refrigerante de un tanque en la central nuclear de Fukushima, y la radiación en las inmediaciones de la filtración podría haber sido mortal para el ser humano. Los bomberos se enfrentan a situaciones de ese tipo muy a menudo, ya sea durante accidentes en fábricas de sustancias químicas, donde hay escapes de gases tóxicos, o en incendios, donde la mayoría de las víctimas mueren por asfixia. También arriesgan su vida al intentar desactivar bombas de la Segunda Guerra Mundial. ¿Podrían los nuevos robots encargarse de esas tareas y proteger la vida de los voluntarios? Esta semana, ingenieros de toda Europa compiten en el certamen Eurathlon, en Berchtesgaden, Baviera.

Robots que se orientan cuando hay poca visibilidad

Los robots están diseñados para entrar a edificios en peligro y sortear obstáculos, como puertas cerradas y escaleras, e identificar las fuentes del peligro y, en lo posible,

Eurathlon 2013, en Berchtesgaden: un robot cierra un escape en una fábrica de químicos.

Eurathlon 2013, en Berchtesgaden: un robot cierra un escape en una fábrica de químicos.

también a las víctimas, dentro de un margen de tiempo muy limitado. También los esperan tareas como cerrar escapes de tanques o de grandes cantidades de contenedores para sustancias químicas, y eso no es tarea fácil: “Hay que tener en cuenta que las cosas que los seres humanos vemos al caminar, como, por ejemplo, muchos escalones unos después de otros, para los robots representan algo muy difícil todavía”, explica Frank Schneider, del Instituto Fraunhofer de Tecnología de la Información y Ergonomía. “Y también para quien los maneja es extremadamente difícil, ya que la visibilidad siempre está limitada por la cámara”.

Schneider es organizador del Eurathlon, y ha desarrollado, junto con especialistas de cuerpos de bomberos y equipos de rescate, tareas para los robots que simulan un escenario de misión real. Actualmente, la mayoría de los robots de una misión se manejan a control remoto, sobre todo en el caso de desactivación de bombas y reparación de centrales nucleares.

Caminar solos sin caerse

Michael Himmelsbach, de la Universidad del Ejército Alemán, en Múnich, se especializa en situaciones como esa. Construyó un automóvil todoterreno que debe poder movilizarse solo por una calle llena de curvas, algo peligroso para los robots, ya que no detectan las pendientes. “Allí el robot no ve nada, solo un bache”, dice Himmelsbach.

Los ingenieros manejan a los robots a control remoto.

Los ingenieros manejan a los robots a control remoto.

Cuando el área por la que se desplazan está a oscuras, o donde hay humo o niebla, ni siquiera los robots pueden hacer demasiado. En ese caso, no se los envía al lugar, dice Marcin Gil, de la compañía polaca Robotics Inventions, sino que allí la solución son sondas de ultrasonido que, como las ecosondas de un barco, miden la distancia hasta el obstáculo a través de la reflexión de los sonidos. De esa manera, se orientan como si fueran murciélagos. “Claro que los murciélagos poseen un órgano natural mucho mejor desarrollado y también pueden reconocer formas. A través del movimiento de los sensores se puede obtener una idea del tamaño y la forma de dicho obstáculo”, explica el experto.

El Pac-Bot, capaz de volver a levantarse

Luego, las imágenes enviadas por el robot deben ser interpretadas por un ser humano. El Pac-Bot, un robot para ayuda en catástrofes ideado por Colin Weiss, de la empresa

Pac-Bot, un robot especializado en sustancias peligrosas y objetos sospechosos.

Pac-Bot, un robot especializado en sustancias peligrosas y objetos sospechosos.

European Logistic Partners, también se anima a ingresar en lugares llenos de humo. “Utilizamos cámaras térmicas que también son capaces de enviar imágenes desde áreas donde hay niebla densa o humo. Además, utilizamos un radar que hace posible abarcar el entorno en su totalidad”, dice Weiss. El robot es manejado a control remoto, pero es capaz de seguir trabajando si el contacto con los ingenieros se interrumpe: “El robot envía imágenes sin interrupción, y si el vehículo se cae, por ejemplo, vuelve a incorporarse y sigue su rumbo.”

Uno de los objetivos de los constructores de Eurathlon es buscar soluciones y combinar las de los diferentes equipos, para que todos puedan aprender de las experiencias de los demás. Además, se planea establecer estándares industriales, ya que solo de ese modo será posible alguna vez producir en serie robots para catástrofes.

DW recomienda