1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Robert Crumb, padre del hedonista Gato Fritz, cumple 65 años

Para algunos, el dibujante estadounidense de cómics Robert Crumb es un pervertido y sexista profesional, para otros un artista de la talla de Pieter Brueghel, Otto Dix o George Grosz.

default

El Gato Fritz

Pero al inventor de «Fritz the Cat», el gato hedonista

que vive sin tapujos sus obsesiones, le da igual lo que los otros piensen de él. "Sencillamente me encanta revolver un poco las cosas", asegura a punto de cumplor 65 años este sábado (30 agosto).

US-Comiczeichner Robert Crumb wird 65

Robert Crumb

Crumb se ha convertido en un ícono del cómic con sus animales parlantes que dan rienda suelta a sus fantasías sexuales. Es también uno de los dibujantes más originales de su tiempo, porque nadie ha llegado tan lejos con sus fantasías y chifladuras personales.

"El sexo tenía para mí una importancia enorme. Comencé a dibujar para que me desearan y quisieran. Me veía obligado a dibujar esas fantasías de masturbación. No podía contrarrestarlo, no podía parar, no podía controlarlo", señaló cierta vez Crumb, nacido en 1943 en Filadelfia y a quien le gustan las mujeres corpulentas. Eso es lo único que extraña viviendo en Francia, asegura, "las mujeres estadounidenses con sus grandes traseros".

"Los franceses son menos mojigatos"

Crumb vive desde 1990 con su esposa Aline en Sauve, un pueblo de sólo 2.000 habitantes en el sur de Francia, en el parque nacional de Cévennes. El dibujante se trasladó al país porque a él y su mujer siempre les gustó, pero también porque los franceses son "menos mojigatos que los estadounidenses".

Muchas de las extravagancias sexuales del artista fueron censuradas en Estados Unidos, por lo que varias de sus historietas se publicaron en Alemania, Canadá o Francia.

Con sus hombrecitos esmirriados y sus mujeres-valquiria, Crumb apareció como joven dibujante en el momento y lugar adecuados: el San Francisco de los años 60. Era la época del "flower power", de los hippies, que no se preocupaba por la etiqueta ni la ley y que se identificaba con el gato Fritz, aunque también con «Mr. Natural», el personaje marginado retratado de forma burlona.

La estrella de los animales curiosos

Ya siendo niño y adolescente, este francés por elección dibujaba revistas de cómics con su hermano mayor Charles, antes de irse con 25 años a California para editar con otros artistas la publicación alternativa «Zap!». Con «Fritz the Cat» se convirtió a fines de los 60 de la noche a la mañana en la estrella de los animales curiosos.

Pero en 1972 Crumb dejó morir a su personaje, ante la decepción por el film de dibujos animados que hizo Ralph Bakshi con la historieta. Fritz muere asesinado por un pollo que él había maltratado. Desde entonces Crumb se dedicó más a su segunda pasión, la música. Con su banjo creó ese año la banda de jazz The Cheap Suit Serenaders.

Hoy trabaja junto a su mujer y su hija, y con la edad sus dibujos son menos sexistas y obsesos del sexo. "Es un alivio. Dibujar se ha vuelto para mí algo tan natural como respirar. Se hace sin pensar.

Sin mi trabajo la vida no tendría sentido", señaló el artista, quien ha encontrado una nueva pasión: coleccionar discos de pasta, de los que ya tiene unos 5.000.

DW recomienda