1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Revés para Humala: Derogada la Ley Laboral Juvenil

El Congreso de Perú derogó la polémica Ley Laboral Juvenil impulsada por el presidente Humala que generó cinco multitudinarias marchas de protesta tras su promulgación en diciembre pasado.

La polémica ley generó cinco multitudinarias marchas de protesta tras su promulgación en diciembre pasado.

La polémica ley generó cinco multitudinarias marchas de protesta tras su promulgación en diciembre pasado.

Mientras se celebraba el pleno de este lunes, miles de manifestantes se reunieron en el centro histórico de Lima para esperar el resultado del debate y con el objetivo de marchar hacia la sede del Congreso. Tras confirmarse la derogación de la ley, más de un millar de jóvenes se aproximaron al exterior del Palacio Legislativo para celebrar la eliminación de la norma.

A pesar de las invocaciones de las autoridades del Ejecutivo, incluido el propio presidente, Ollanta Humala, que defendió hasta el último momento la vigencia de la ley, el Parlamento votó por su derogatoria con la aprobación de opositores como la fujimorista Fuerza Popular y el Partido Aprista Peruano. Sin embargo, fue la bancada del partido Perú Posible, del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), habitual aliado del Ejecutivo en el Parlamento, la que inclinó la balanza, al cumplir su anuncio de que iba a apoyar la derogatoria.

Medios locales destacaron que entre los que votaron a favor estuvieron seis parlamentarios del oficialismo, incluida la vicepresidenta peruana, Marisol Espinoza. Además, la bancada gobernante perdió el fin de semana a Sergio Tejada, uno de sus parlamentarios más representativos, quien renunció al Partido Nacionalista tras manifestar su abierta discrepancia con la decisión de luchar por la vigencia de la ley. De esa manera, el Congreso aprobó en primera votación la derogatoria por 91 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones, y luego exoneró la decisión de la segunda votación que ordena la Constitución.

Humala, sin cumbre de la CELAC y sin ley

La norma, que fue aprobada el 16 de diciembre, ofrecía un salario mínimo y seguridad social para los jóvenes de 18 a 24 años, pero reducía las vacaciones de 30 a 15 días y no consideraba el pago de gratificaciones (salario extra) ni la compensación por tiempo de servicios (CTS). Y en protesta, la sociedad civil respondió con cuatro multitudinarias marchas en semanas anteriores, que en dos ocasiones terminaron con altercados violentos al intentar llegar al Congreso.

La polarización del debate de esta jornada en el Congreso generó incluso que Humala retirase a primera hora de hoy una solicitud de autorización para viajar mañana a Costa Rica para participar en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). El presidente envió un oficio al Congreso en el que comunicó que había decidido cancelar ese viaje para ocuparse de asuntos internos, "que son muchos", según argumentó a periodistas en el Palacio de Gobierno.

En los momentos previos a la votación del legislativo de hoy, el oficialismo intentó frenar el resultado adverso al proponer, por medio del congresista Daniel Abugattás, todos los beneficios laborales y exigencias que los jóvenes pidieron en las manifestaciones.

El expresidente Toledo alertó, por su parte, de que la situación política en el país está muy crispada y dijo que ha propuesto la formación de una mesa de diálogo "sincero" que permita "encontrar soluciones a problemas laborales que están ahí, con dos millones de jóvenes que no tienen nada, que no tienen seguro", dijo. "Nosotros vamos a continuar apoyando la gobernabilidad, pero el país está muy polarizado, muy dividido, bajemos la temperatura para que los inversionistas vengan a invertir, a generar trabajo y a distribuir los beneficios del crecimiento", agregó. El también expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011) señaló en un mensaje en la red social Twitter que la derogación de la ley laboral es un "un triunfo juvenil". García ratificó que, en su opinión, la juventud estaba "amenazada por la discriminación".

La primera ministra, Ana Jara, también utilizó el Twitter para convocar "al diálogo a los lideres de las fuerzas políticas" para, según dijo, reafirmarse "en las garantías de transparencia y de compromiso democrático".

RML (dpa, efe)