1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Retrospectiva del escándalo

En Bonn se presenta una muestra que recuerda algunos de los escándalos más sonados de los últimos 62 años en Alemania. Se trata ante todo de revivir los procesos que estos acontecimientos desataron en la sociedad.

default

Sitio dedicado el "Caso Spiegel" en la exposición.

Por sí misma, la exposición Escándalos en Alemania después de 1945, que se presenta en el museo nacional Haus der Geschichte, ubicado en Bonn, no pretende dejar estupefactos o patidifusos a quienes la visiten. Más bien, el objetivo de los curadores consiste en recordar acontecimientos que desataron, a distintos niveles, procesos de reflexión en la sociedad alemana a partir del año en que acabó la Segunda Guerra Mundial.

Deutschland Haus der Geschichte Ausstellung Skandale in Deutschland

Cartel y motivos relacionados con "La pecadora".

Acciones y reacciones

Se siguió para ello una serie de criterios específicos. Por ejemplo, se determinó que se exhibirían sucesos “en el marco de cuyo descubrimiento se produjo una conmoción en la opinión pública de Alemania y que, además, repercutieron en la toma de conciencia política, la modificación del marco jurídico o la definición de la política cultural”. En el centro de estos casos se analiza también el papel que en su momento jugaron los medios de comunicación, como altavoz de acciones y reacciones.

“La pecadora”

Finalmente se llegó a una lista de 20 sucesos políticos, culturales, sociales o económicos que en su momento sacudieron a Alemania. Por ejemplo, se recuerda la protesta que en 1951 generó la proyección pública de la película Die Sünderin ( La pecadora), protagonizada por la famosa actriz alemana Hildegard Knef.

La cinta incluye una breve escena de desnudo, precisamente con Knef. Se dijo por ello que el filme enaltecía la prostitución y atentaba contra las buenas costumbres.

Varias salas cinematográficas donde se exhibía la película fueron atacadas por grupos conservadores. La iglesia católica lanzó una carta pública de advertencia a quienes presenciaran la obra. Con todo, Die Sünderin convirtió a Knef en una celebridad.

El caso Spiegel

En octubre de 1962, un grupo de policías tomó la sala de redacción del semanario Der Spiegel y sometió al editor, Rudolph Augstein, a prisión preventiva. Al mismo tiempo, el reportero Konrad Ahlers fue detenido en Andalucía por miembros de la Guardia Civil. La causa: la publicación en Der Spiegel de un artículo crítico hacia las fuerzas armadas alemanas.

Deutschland Haus der Geschichte Ausstellung Skandale in Deutschland

El consumo de Contergan afectó a miles de personas.

El ministro de Defensa, el bávaro Franz-Josef Strauss, acusó a los periodistas de divulgar información confidencial y el canciller, Konrad Adenauer, afirmó que el artículo rayaba en el delito de traición a la patria.

Otros sectores de la sociedad reaccionaron protestando por el ataque a la libertad de expresión. Al final Strauss fue acusado de abuso de funciones por convocar a la Guardia Civil y tuvo que renunciar.

Fútbol y tragedia

En 1971, la Bundesliga tenía apenas ocho años de haber sido fundada cuando los equipos Rot-Weiss Oberhausen y Arminia Bielefeld manipularon resultados de sus juegos para permanecer en la primera división. El caso orilló a una transformación de fondo en la naciente liga alemana. El Oberhausen desapareció del mapa futbolístico alemán mientras que Bielefeld continúa luchando por permanecer en el máximo circuito.

Deutschland Haus der Geschichte Ausstellung Skandale in Deutschland

Los "diarios de Hitler", otro escándalo alemán.

En los años cincuenta, el Contergan era uno de los tranquilizantes más populares de Alemania. Se decía que su consumo era por completo seguro e incluso era recomendado como remedio contra la náusea durante el embarazo.

El medicamento causó daños a miles de mujeres alemanas y, trágicamente, también a sus bebés que nacieron con malformaciones. La empresa fabricante del Contergan fue obligada a pagar millones de marcos en indemnizaciones. Se calcula que en Alemania viven aún 5.000 afectados por el consumo de este auténtico veneno.

Se documentan y exhiben en la Haus der Geschichte otros casos que de una u otra manera resultarontrascendentes para la vida pública en Alemania, como la publicación en el semanario Stern de « los diarios de Hitler », que al cabo resultaron ser falsificados.

El escándalo más reciente al que hace referencia la muestra es de orden empresarial : el llamado « Proceso Mannesmann », que involucró tanto al presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, como al líder sindical Klaus Zwickel en el otorgamiento de pagos irregulares.

La exposición permanecerá en el recinto museográfico hasta el 24 de marzo del presente año.

DW recomienda