1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Reserva Federal sube las tasas de interés

Por primera vez en diez años, la Reserva Federal de Estados Unidos –el banco central del “gigante norteamericano”– subió las tasas de interés; un cambio importante que anuncia el fin de la era del “cero interés”.

Un cambio importante anuncia el fin de la era del “cero interés”: por primera vez en diez años, la Reserva Federal de Estados Unidos –el banco central del “gigante norteamericano”– elevó las tasas de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, dejando atrás debates muy largos sobre cuál era el momento oportuno para hacerlo. Esta moción ha sido descrita como indicio inequívoco de la recuperación de la economía local.

La última vez que se realizó un aumento del tipo de interés de referencia en Estados Unidos fue en 2006. Luego, la Fed fue reduciendo paulatinamente el tipo hasta cero para enfrentar las consecuencias de la crisis financiera. Durante mucho tiempo lo dejó así. Tras la recuperación de la economía estadounidense y la estabilidad en el mercado de trabajo, la Reserva Federal consideró llegado el momento de normalizar su política monetaria.

La decisión era esperada con gran expectativa en todo el mundo. La política de tipos de interés de Estados Unidos tiene importancia mundial, ya que influye en la cotización del dólar. Muchos negocios internacionales se realizan en base a la moneda estadounidense. Por ejemplo, muchos precios de combustibles son establecidos en dólares y muchas inversiones financieras se mantienen en dólares.

El semanario alemán Der Spiegel explica que los intereses bajos constituyen una de las secuelas de la crisis financiera global. En 2007, cuando el mundo de las finanzas comenzaba a tambalear, el banco central estadounidense reaccionó de inmediato bajando drásticamente los intereses: del 5,25 al 0,25 por ciento. Un año después, cuando los bancos comenzaron a quebrar y a ser rescatados por los Estados, uno tras otro, el Banco Central Europeo (BCE) siguió el ejemplo sentado por la Reserva Federal.

En la zona euro, los intereses bajaron del 4 al 0,05 por ciento. Los aumentos de intereses nunca le ponen las cosas fáciles al empresariado; pero, en este caso concreto, la economía estadounidense podría sufrir más de lo acostumbrado, precisamente porque los intereses estuvieron bajos durante tanto tiempo. La Reserva Federal está consciente de ello y por eso titubeó antes de dar este paso. Y es que las mociones más pequeñas pueden hacer que cunda el pánico en los mercados financieros.

ERC ( EFE / Reuters / dpa / Der Spiegel )