1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Reparación del Discovery: ¿necesidad o publicidad?

Los astronautas del Discovery llevan a cabo con éxito la primera reparación en órbita de la historia. Mientras, los expertos en aeronáutica ponen en duda la verdadera necesidad de tal operación.

default

Steve Robinson en plena faena.

El astronauta Steve Robinson pudo arrancar con sus propias manos las dos bandas de material aislante de 2,5 centímetros que habían quedado sueltas tras el lanzamiento del Discovery. Ni la sierra ni las tenazas que llevaba consigo fueron necesarias. "Lo tiro simplemente a la basura", comentó Robinson la jugada.

Las dilatadas consecuencias del Columbia

El 16 de enero de 2003 el trasbordador Columbia se desintegraba al entrar en contacto con la atmósfera, provocando la muerte a sus siete tripulantes. La peor pesadilla de los ingenieros de la NASA se hacía realidad. A partir de entonces, los vuelos al espacio se interrumpieron y la flota Space Shuttle, a la que pertenecía el Columbia y también ahora el Discovery, permaneció más de dos años estacionada en el Kennedy Space Center de Florida.

Tras la tragedia del Columbia fueron muchas las voces críticas con la NASA, que acusaban a la Agencia de no primar en sus vuelos la seguridad de los astronautas. Según los expertos, la NASA había descuidado la vigilancia y aplazado las mejoras como consecuencia de recortes en el presupuesto.

Por otra parte, se recriminó a la Agencia que, aun conociendo los daños que sufría el Columbia, no se hubiera procedido a una reparación en órbita de la nave y se le dejase regresar a la tierra en tales condiciones.1.400 millones de dólares costó a la NASA investigar lo sucedido con el Columbia.

¿Estaba el Discovery en peligro?

Tras dos años y medio dedicados a hacer más seguros los trasbordadores, en el lanzamiento del primer Space Shuttle tras la tragedia el Columbia, las cámaras integradas en la nave mostraban trozos de la misma saliendo por los aires. "Bastante vergonzoso para la NASA", opina Manuel Czech, ingeniero de la Academia de Tecnología Aeroespacial de Alemania.

"Las deficiencias que en su día sufrió el Columbia eran mucho más graves que las del Discovery", comentó Czech a DW-WORLD, "Los daños del Discovery no eran en absoluto peligrosos. Pequeños defectos de este tipo se producen siempre, en todos los vuelos."

Cabe entonces preguntarse por qué tanto revuelo transmitido en vivo y en directo para todo el mundo. "En mi opinión la NASA quería demostrar al público que es capaz de resolver cualquier problema que pueda surgir. Es una buena publicidad. Despierta el interés de la gente, llama la atención", dijo Czech. La Agencia se alimenta de subvenciones estatales que fluyen con mayor rapidez cuando los contribuyentes y votantes se siguen preguntando por la forma de las estrellas.

"Además fue una buena prueba", explicó Czech, "no para convertir las reparaciones en órbita en una rutina, pero sí por si un día llega a ser realmente necesario". El problema es, según el ingeniero, que la operación podría haber ocasionado daños más importantes que los centímetros de material aislante eliminados: "El astronauta que hizo el trabajo en el exterior de la nave estaba sujeto a un brazo dirigido por su colega desde el interior. Puesto que el defecto se encontraba en la parte inferior, el astronauta que movía el brazo no podía ver lo que estaba haciendo. En la maniobra, los astronautas podrían haber roto algo que fuera realmente importante y entonces habrían tenido un problema de verdad", dijo Czech.

DW recomienda