1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

República Checa: 150.000 firmas contra radar de EE. UU.

Más de 150.000 checos firmaron una petición de un grupo de jóvenes comunistas en contra los planes estadounidenses de construir una base de radar antimisiles en la República Checa, como parte del sistema que el país planea instaurar en el centro de Europa, informó hoy el grupo en Praga.

La recogida de firmas fue organizada por la Unión de Jóvenes Comunistas, un grupo izquierdista que utiliza aún el tradicional símbolo comunista de la hoz y el martillo, fue hasta el momento la mayor acción en el país en protesta contra el proyecto estadounidense.

Los pobladores cercanos de la sede prevista del radar en la zona militar de Brdy, al suroeste de la capital, organizaron referendos locales para mostrar su oposición. Otras protestas de grupos contrarios al radar fueron respaldadas por entre cientos y miles de personas.

La propuesta, que ya recogió las primeras firmas antes de las elecciones generales de 2006, es también una de las mayores enviadas al parlamento en sus 15 años de existencia. "Es algo excepcional. Más de 100.000 personas es realmente mucho", explicó Marie Kratochvilova, del departamento de relaciones públicas del parlamento. El récord de una petición parlamentaria se registró en 2006 con la recogida de 233.719 firmas de profesionales sanitarios en protesta por una propuesta de cambios en el sistema hospitalario del país.

Mientras el gobierno checo apoya el plan estadounidense y ha comenzado conversaciones bilaterales con Estados Unidos, los sondeos mostraron en repetidas ocasiones que más de seis de cada 10 checos se opone al proyecto.

El plan estadounidense para colocar las instalaciones antimisiles en República Checa y Polonia también desató el enfado de Rusia, que considera que debilitará su propia defensa y amenaza con tomar medidas si los planes siguen adelante.

El cambio de gobierno en Polonia hace también que los planes de construcción en ese país estén aún en el aire, como declaró el pasado sábado el ministro de Exteriores, Radoslav Sikorski. (dpa)