1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

República Centroafricana: el Papa pide resistir “al miedo al otro”

En la República Centroafricana, Francisco llamó a la unidad para superar el conflicto interreligioso. La presidenta centroafricana pidió "perdón" por la violencia en el país.

El pontífice inició este domingo (29.11.2015) en Bangui, capital centroafricana, la tercera etapa de su gira por África. Esta es la más arriesgada por la situación de inseguridad en el país, agitado por una crisis política y humanitaria que ha causado miles de muertos y decenas de miles de refugiados y desplazados en los últimos dos años.

El papa Francisco pidió al Gobierno de transición de la República Centroafricana y a sus ciudadanos que se inspiren en el lema del país, "unidad, dignidad y trabajo", para superar el conflicto interreligioso.

Referendo constitucional y presidenciales

La República Centroafricana celebrará un referendo constitucional el próximo 13 de diciembre, y dos semanas después tendrán lugar las elecciones presidenciales, dos eventos que culminarán la transición y deberían permitir el comienzo de la reconstrucción del país.

Durante su discurso, pronunciado en el palacio presidencial, el papa exhortó a la clase política a "ser un ejemplo para sus compatriotas". "Se ha de vivir y construir teniendo en cuenta la maravillosa diversidad del mundo, evitando la tentación de tener miedo de los demás, del que no nos es familiar, del que no pertenece a nuestro grupo étnico", añadió el pontífice.

Asimismo, recordó que "hay que hacer lo que sea para salvaguardar la condición y dignidad de la persona humana", y pidió "ayudar a los pobres" para que puedan llevar una vida digna. Según el índice de la ONU, la República Centroafricana es el tercer país más pobre del mundo.

Presidenta pide perdón ante el Papa

Por su parte, la presidenta de la República Centroafricana, Catherine Samba-Panza, elogió la "lección de coraje y determinación" que el pontífice ha demostrado al viajar a Bangui.

"Todos los hijos e hijas de este país deben reconocer sus faltas y pedir perdón, un perdón sincero que su bendición transformará en un nuevo pavimento para la reconstrucción del país", subrayó la mandataria.

"Confieso todo el mal que se ha hecho aquí en el curso de la historia y pido perdón desde el fondo de mi corazón", expresó la presidenta dirigiéndose al pontífice. La espiral de violencia sectaria comenzó en República Centroafricana con el derrocamiento de François Bozizé en marzo de 2013 a manos de rebeldes Séléka, de mayoría musulmana, contra quienes se alzaron en armas meses más tarde milicias de mayoría cristiana.

VT (efe, dpa)

DW recomienda