1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Renuncia el jefe de los servicios médicos del Bayern Múnich

El Bayern Múnich quedó hoy sumido en una tormenta por la sorpresiva renuncia de su médico jefe, icono de la medicina deportiva alemana con casi cuatro décadas en el club, precipitada al parecer por roces con el técnico Josep Guardiola. El club se limitó a aceptar "con pesar" la decisión del doctor Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt y agradeció con un lacónico comunicado los servicios del médico de 72 años, una eminencia en el equipo para el que trabajaba desde 1972.

Su renuncia golpeó a un Bayern aún revuelto por la derrota 3-1 ante el Oporto en la ida de cuartos de final de Liga de Campeones europea el miércoles y acaparó la rueda de prensa de Guardiola hoy ante el partido con el Hoffenheim mañana en Liga. "Fue su decisión", respondió el español en una sala de prensa más concurrida de lo habitual. "Le tengo gran respeto y sólo puedo respetar su decisión". Müller-Wohlfahrt, por su parte, prometió explicar más adelante los motivos detrás de su alejamiento. "No diré nada. Aún es demasiado pronto. Hablaré, pero no hoy", comentó.

El también médico de la selección alemana justificó el jueves su renuncia lamentando que se hubiese responsabilizado "al departamento médico" de la derrota en Oporto "por razones inexplicables" y viendo así dañada la necesaria confianza para seguir su trabajo. Guardiola asumió hoy la "culpa" por esa derrota y negó que se responsabilizara al médico por los problemas físicos. "Cuando los jugadores se lesionan, no es responsabilidad del médico. ¡Es algo que pasa!"

La mayoría de analistas atribuyó la renuncia a la relación entre el médico y el técnico, al parecer problemática desde la llegada del español al campeón alemán en 2013 y empeorada por la plaga de lesiones que está complicando la temporada al equipo. Sobre todo la larga lesión del español Thiago Alcántara y las diferencias entre técnico y médico a la hora de planear su recuperación lastraron al parecer la relación, pese a los continuos desmentidos del club.

Por otro lado, no es la primera vez que Müller-Wohlfahrt da un portazo al Bayern. Ya con Jürgen Klinsmann como entrenador (2008-2009), el médico abandonó temporalmente el club y volvió tras la salida del técnico. Entonces fue clave la mediación de Uli Hoeness, el ex presidente del Bayern hoy preso por evasión de impuestos. Nadie sabe hoy si Hoeness puede ayudar a destrabar la crisis, pero un nuevo regreso del médico queda por el momento descartado.