1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Reino Unido: Google pagará 185 millones de dólares en impuestos

Hasta ahora, Google pagaba sus impuestos en Reino Unido no en base a las ventas a anunciantes, sino solo a los beneficios en ese país.

El gigante de internet Google pagará 130 millones de libras esterlinas (185 millones de dólares) en impuestos atrasados en Reino Unido tras un cambio en la manera de contabilizar sus ingresos en el país europeo, según publicaron hoy (22.01.2016) varios medios y confirmó la propia compañía. La noticia generó críticas de activistas y académicos que dijeron que el pacto era "irrisorio" para el gigante de internet.

Tras alcanzar un acuerdo con el fisco británico, Google aceptó pagar 130 millones de libras esterlinas (185 millones de dólares) correspondientes a impuestos comprendidos entre los años 2005 y 2015, y se comprometió a pagar impuestos en base, en parte, a los ingresos que obtenga por publicidad de empresas radicadas en las islas.

"Hoy anunciamos que pagaremos más impuestos en Reino Unido. Las reglas están cambiando a nivel internacional y el Gobierno de Reino Unido lleva el liderazgo en la aplicación de estas reglas, así que cambiaremos lo que hacemos aquí", indicó en una entrevista con BBC el jefe de Google en Europa, Matt Brittin.

"Queremos estar seguros de que pagamos la cantidad debida de impuestos", remachó.

Práctica común entre grandes empresas tecnológicas

Aunque Reino Unido es uno de los mayores mercados de la empresa de internet fuera de Estados Unidos, Google ha pagado allí muchos menos impuestos de los que le tocarían por volumen de negocio al tener su sede europea en Irlanda, donde la presión fiscal es mucho menor.

Esta práctica, de la que también se acusa a otras grandes empresas tecnológicas, le ha valido a Google acusaciones de evasión de impuestos por parte de varios políticos y organizaciones europeas.

La cantidad pactada es "relativamente trivial"

El Partido Laborista británico, primero de la oposición en el Reino Unido, tachó hoy de "irrisorio" el acuerdo por el que la estadounidense Google pagará a la hacienda británica por impuestos no contabilizados en la última década.

El portavoz laborista de Economía, John McDonnell, sostuvo que la cantidad pactada es "relativamente trivial" para una empresa cuyo volumen de negocio anual en el Reino Unido alcanza los 3.400 millones de libras (4.480 millones de euros).

FEW (EFE, Reuters)



DW recomienda